Define como una atrocidad contrato alquiler de Edesur

A1

El presidente de la Asociación de Empresas Industriales de Herrera y Provincia Santo Domingo (AEIH), Antonio Taveras Guzmán, definió como una “atrocidad” que Edesur haya pagado cerca de US$50.0 millones en alquiler de locales en una década y media, lo que tildó como una “asignación perversa” de recursos públicos para crear riqueza privada.
Taveras Guzmán proclamó que ese hecho forma parte de la cadena de distorsiones existentes en el sector eléctrico, específicamente en las empresas distribuidoras, que permanecerán con todo y Pacto Eléctrico.

El dirigente empresarial manifestó que, tras haber sido estatizada a principios de los años 2000, el Gobierno debió alojar las operaciones centrales de Edesur en cualquier recinto público para evitar el pago de ese oneroso alquiler.

Definió como impresionante que hayan pasado cinco gobiernos sin que se revisara ese contrato de Edesur, una empresa que, al igual que sus pares Edeeste y Edenorte, genera cuantiosas pérdidas comerciales y técnicas en su proceso de venta de energía, que al final terminan siendo una carga para los ciudadanos.

Taveras Guzmán dijo que ante esta situación –que podría replicarse también en distintas escalas en las demás empresas del ramo- se hace urgente llevar a cabo una reforma en las distribuidoras de electricidad, que actualmente constituyen un fardo muy pesado para el bolsillo de todos los dominicanos.

“Es importante enfocar esta situación en un contexto más amplio. No se trata de un alquiler mensual de US$300 mil; es necesario ver la erogación de recursos irrecuperables que esto ha implicado en el tiempo y que estimamos en US$50.0 millones”, señaló el presidente de la AEIH.

El empresario se preguntó cuánta pérdida de energía se hubiese evitado invirtiendo esos US$50.0 millones (US$3.5 millones por año) en blindaje de las redes y qué hubiese implicado en términos de ingresos para la empresa.

Hizo un llamado al presidente Danilo Medina para que ordene un levantamiento sobre gastos innecesarios y onerosos de las EDE y se dará cuenta que es posible lograr un ahorro importante de recursos.

“Hemos expresado en diversas ocasiones que el problema mayor en el sector eléctrico ha estado en la distribución”, subrayó.