Dejen sobrevivir en paz a César Medina

Medios digitales irresponsables e inhumanos se han dedicado en las últimas semanas a poner a circular la información del supuesto fallecimiento del destacado periodista don César Medina, quien de manera estoica y valiente libra una tenaz lucha contra el cáncer.
Se trata de un acto perverso, abusivo y que atenta contra la privacidad, tranquilidad y sosiego de toda una familia que está atravesando por el momento más difícil y doloroso que se puede pasar. Es una barbaridad, un crimen de lesa humanidad que traspasa todas las barreras del irrespeto.
Don César Medina es un emblemático periodista que ha sido exitoso en la televisión, la prensa escrita, la radio y sus funciones diplomáticas, pero además es un analista político agudo, visionario y hasta profético. Tiene, como es natural, amigos y enemigos porque las causas que ha defendido generan grandes luchas de intereses por la toma del poder.
Jugar con la salud de un ser humano y en este caso de una brillante figura pública está en contra de la moral cristiana y de la propia ética profesional, y por ello hoy más que nunca hay que resaltar la forma respetuosa y comedida con que se maneja la prensa escrita que sigue siendo el medio de mayor credibilidad.
Debía haber alguna vía de impedir que estos desalmados continúen utilizando ese estilo morboso, pecaminoso y despreciable. ¡Dejen sobrevivir en paz a don César Medina!