Delicias de habichuelas negras, otras formas de aprovechar sus nutrientes

Por MERCEDES PÉREZ REYES
08 marzo, 2012 8:59 pm Sé el primero en comentar
http://hoy.com.do/image/article/702/460x390/0/1C39F2A1-25B3-4EA1-8A2D-5BDFF54E9071.jpeg

A pesar de los beneficios nutritivos que ofrecen las habichuelas negras, en el país,  su consumo es muy mínimo en comparación con otros países  del mundo. Aquí casi no se aprovechan.

Y no es para menos: los dominicanos conocemos muy pocas opciones para prepararlas. Las comemos en moros o en guisos, cuando las acompañamos con  arroz blanco.

Conocidas también como alubias negras, en Brasil son preparadas en un plato denominado   “feijoada”, una especie de guiso al que se le agrega carne de cerdo. Se sirve con arroz.

 Es uno de los platos típicos de la cocina brasileña, que se considera como plato nacional. Los brasileños lo preparan especialmente los miércoles y sábados, e incluso en algunos restaurantes, este plato no falta en sus menús al menos esos días.  También es la comida por excelencia en reuniones informales de amigos.

Hasta dicen que, junto a la caipiriña, la samba y su famoso carnaval,  son las costumbres que identifican internacionalmente  a los brasileños.

Según la historia de ese país, este plato se empezó a preparar de una forma primitiva,  en los hogares de los esclavos negros, cuando llegaron  los primeros  procedentes de África a partir de 1549.

Otras formas de comerlas. Aunque quizás a algunos les resulte extraño, en  México los fríen. Les llaman “frijoles refritos”, y también se acompañan con  arroz, y con la típica  tortillas de maíz o de trigo.

Pero en otros países, se comen igual que aquí, como es el caso de Cuba, donde al plato le llaman “moros con cristianos” a las  habichuelas negras con arroz.

Pasemos a Costa Rica: su desayuno típico es el gallo pinto: arroz con  habichuelas negras, acompañado con huevo frito, jamón y ensalada…

Se prepara  sofriendo  cebolla, ajíes y cilantro en mantequilla. Luego  agregan  salchichas picadas muy finas y  jamón; se añade el arroz y se fríe  todo junto para mezclar sabores. Agregan las habichuelas negras y  se deja  en reposo, tapado. Se debe servir inmediatamente.

Con leche de coco. El uso de la leche de coco en nuestro país es frecuente, por lo menos en algunas regiones fuera de la ciudad.

Al cocinar las habichuelas, sobre todo negras, y  agregarle su toquecito de esta leche, da como resultado un delicioso  plato, que por demás, se convierte en una nueva forma de  preparar  este tipo de legumbre. ¡Aproveche su valor nutricional! 

Recetas

Ensalada de habichuelas negras

14 onzas  de alubias negras cocidas

1 lata pequeña de maíz dulce

1 bote pequeño de aceitunas verdes sin hueso

2 cebolletas tiernas

2 pimientos verdes

3 tomates

1 zanahoria

1 manzana

2 kiwis

2 mandarinas

Aceite de oliva

Vinagre de vino

Sal al gusto

3 ramitas de hierbabuena fresca

Preparación.  En un cuenco de suficiente tamaño se echan las habichuelas  negras, el maíz y las aceitunas, todo  previamente lavado y escurrido. A continuación se incorporan las cebolletas, los pimientos, los tomates, la zanahoria, la manzana, los kiwis y las mandarinas, todo ello cortado previamente en trozos pequeños. Se guisa con un chorro de aceite, un poco de vinagre, un poco de sal y se añaden las hojas de hierbabuena cortadas en trozos pequeños. Se le da vueltas a la ensalada para que se tome bien y se guarda en el frigorífico hasta el momento de servir.

Habichuelas negras salteadas

2 cucharadas de aceite de oliva

1 cebolla picadita

3 dientes de ajo molido

1 zanahoria picadita

1/2 cucharadita  de orégano

1/2 cucharadita de tomillo

2 latas de habichuelas negras lavadas y escurridas

3 a 4 cdas de cilantro (cilantrillo) picadito

Preparación. En una sartén, caliente la mantequilla y sofría la cebolla, el ajo, la zanahoria hasta brillosos. Añada el orégano y el tomillo y cocine unos minutos. Añada las habichuelas y el cilantro. Mezcle bien y cocine unos minutos. Pruebe y ajuste la sazón antes de servir.

Feijoada brasileña

1 libra de frijoles negros

1/2 libra de jamón ahumado

2 libras de pata de cerdo (opcional)

1/2 libra de chorizo

1/2 libra de carne seca

1/2 libra de costilla de cerdo ahumada o rodilla ahumada

1/2 libra de tocineta ahumada

1/2 libra de carne de cerdo

1/2 libra de carne de res

8 dientes de ajo (triturados)

3 cucharadas de aceite de oliva

1 cucharada de vinagre

1 hoja de laurel

2 tomates, pelados y cortados en cuadritos

1 cebolla grande cortada en cuadros de medio centímetros

1 pimiento (pimentón) grande cortado en cuadros de medio centímetro

Sal y pimienta al gusto

Preparación. En caso de optar por ponerle pata de cerdo, la noche anterior ablandarla en una olla de presión. Poner las patas en la olla, cubrir con agua y poner al fuego. Al hervir, tapar el recipiente. Cuando comience a sonar la válvula de presión cuente  una hora de cocción. Transcurrido este tiempo, abra la olla, bote el agua y reserve las patas en un recipiente plástico con tapa. Guarde en la nevera. La noche anterior, ponga la carne seca a remojar en un recipiente para desalar. A la mañana siguiente, escurra y corte en pedazos de 2 a 3 centímetros. Reserve. Ablande los frijoles negros en una olla de presión. Ponga los frijoles en la olla, cubra con cinco tazas de agua y ponga al fuego. Al hervir, tape el recipiente. Cuando comience a sonar la válvula calcule 45 minutos de cocción.

Reserve. Aparte corte el jamón, el chorizo, la tocineta, la carne de cerdo y la carne de res en trozos de 2 a 3 centímetros, Póngalos en un recipiente, cúbralo con cinco tazas de agua, agregue la cucharada de vinagre y una hoja de laurel y cocine por 30 minutos. Reserve incluido el líquido. Aparte en una sartén prepare el sofrito. Ponga el aceite de oliva en fuego medio junto con el ajo triturado. Remueva por un minuto, luego adicione la cebolla por otro minuto, remueva hasta que se junte con el ajo. Ponga ahora el pimiento, remueva el sofrito en fuego medio bajo (nivel 4) por unos tres minutos. Para terminar el sofrito, adicione el tomate, revuelva y cocine por unos cinco minutos manteniendo el fuego medio bajo. Recuerde que el secreto de una buena feijoada es cocinar el sofrito a fuego lento. Incorpore el sofrito a los frijoles, las patas de cerdo (si decidió ponerlas) y todas las carnes, incluyendo   el consomé o caldo en que se cocinaron. Cocine por 45 minutos a juego mediano removiendo de vez en cuando.

Sé el primero en comentar
Políticas de comentarios - ¿Cómo comentar?

hoy

Políticas de comentarios

La administración se reserva el derecho de editar o borrar cualquier mensaje posteado por los usuarios.

Los datos personales y la IP son registradas cada vez que el visitante postee un mensaje. Si tiene una queja sobre algún comentario, por favor contáctenos de inmediato.

No compartimos su información con terceras partes o compañías

Por favor, lea las reglas antes de postear:

  • • Anuncios Comerciales - No se permiten comentarios con link o anuncios comerciales. Si desea anunciarse en nuestro site contáctenos para recibir información adicional.
  • • Contenido Ofensivo - No postee contenido ofensivo o sexual. Este tipo de contenido queda terminantemente prohibido y resultará en la restricción permanente del usuario
  • • Comportamiento - Cualquier comentario ofensivo a otro usuario, en molestia o en forma de amenaza no será permitido. Si se da el caso de dicha conducta, el acceso de el usuario podrá ser restringido permanentemente.
  • • Fuera de Contexto - Deben mantener los comentarios dentro del contexto del artículo.