Demócratas demandan campaña de Trump, Rusia

Tom Perez, presidente del Comité Nacional Demócrata

El Partido Demócrata se adelanto ayer a la investigación del fiscal especial Robert Mueller al presentar una demanda millonaria contra la campaña de Donald Trump, el Gobierno ruso y WikiLeaks por confabularse para beneficiar en las elecciones al ahora presidente en perjuicio de la demócrata Hillary Clinton.
La demanda, presentada por el Comité Nacional Demócrata (DNC, secretariado) ante un tribunal federal neoyorquino en Manhattan, alega que hubo un complot entre altos responsables de la campaña republicana con el Kremlin y el espionaje militar ruso, así como con WikiLeaks, para perjudicar a Clinton y llevar a Trump a la victoria.
“En la campaña presidencial de 2016, Rusia lanzó un asalto total a nuestra democracia y encontró un socio voluntario y activo en la campaña de Donald Trump”, aseguró en un comunicado el presidente del DNC, Tom Perez, en referencia a la llamada trama rusa. Según Perez, eso constituyó “un acto de traición sin precedentes” en Estados Unidos, ya que nunca antes en la historia del país había ocurrido que la campaña de un candidato estableciera una “alianza con una potencia extranjera hostil para reforzar sus oportunidades de ganar la Presidencia”. La demanda del Partido Demócrata coincide con la investigación independiente que lleva a cabo el fiscal especial Robert Mueller, para determinar el alcance de la injerencia rusa en las pasadas elecciones, acreditada por los servicios de inteligencia del país, y si hubo complicidad con la campaña de Trump.
La investigación de Mueller también se ha ido ramificando para abordar casos de obstrucción a la justicia, testimonios falsos a los investigadores e incluso omisiones al fisco, según las demandas presentadas hasta ahora el relación a esta trama.
La interferencia del Kremlin, a través de la divulgación de documentos del Partido Demócrata filtrados por piratas informáticos rusos y por WikiLeaks, supuso una conspiración ilegal que perjudicó gravemente las aspiraciones de Clinton, según reza la demanda.
La demanda, que pide una indemnización millonaria que se debería establecer durante el proceso, también menciona al Donald Trump Jr., el hijo mayor del gobernante, a su yerno, Jared Kushner, y a Roger Stone, un asesor suyo, como acusados. En su demanda, los demócratas se refieren a los documentos del DNC publicados por WikiLeaks desde julio de 2016, algunos de ellos coincidiendo con la Convención Nacional Demócrata, y que revelaron que el aparato del partido trató de beneficiar a Clinton frente al senador Bernie Sanders durante las primarias, entre otras cosas.


COMENTARIOS