Desorden en construcciones tiene detrás un gran negocio

El empresario José Alfredo Corripio conversa con Ana Vásquez

El desorden que se evidencia en las construcciones que se realizan en el país sin una aparente supervisión de las autoridades competentes, constituye uno de los grandes negocios que son utilizados como instrumentos de pagos políticos, a través de la reclasificación del uso de suelo.
La afirmación fue hecha por el director de Asuntos Municipales del Partido Revolucionario Moderno (PRM) Waldys Taveras, quien explicó que el suelo tiene un valor en función de lo que se vaya a hacer con él.
“Tu me apoyaste en la campaña, o tu eres de mi partido, te hago el favor. Te digo compra la casa a Juana a 1000 pesos el metro, porque solo sería para hacer dos niveles. A los dos días tu con ese título vas donde mi y yo te autorizo 10 niveles. Al valor de tu inversión le ha sacado el beneficio por ocho y eso ha pasado a en violación a todas las normas”, expresó.
Soportado en su afirmación, dijo que la carencia de planificación urbana no se da por otra cosa que no sea la falta de voluntad política, puesto que con los instrumentos legales vigentes se pueden controlar situaciones de ese tipo.
Recordó que la ley establece cuando algo puede ser declarado de peligro público y fija un plazo a los jueces que los limita a 10 días para tomar decisiones.
“Entonces si en las alcaldías no utilizan planeamiento urbano ni estos instrumentos es por falta de voluntad política”, señaló.
Asimismo atribuyó las construcciones en zonas no aptas o terrenos invadidos a que la mayoría de los cabildos del país cierran los viernes al mediodía hasta el lunes a las 7:00 de la mañana quedando en ese lapso los municipios sin gobierno local y es precisamente en ese período de tiempo en que se realizan construcciones como las citadas.
Un desorden legalizado. Sobre la ‘Reclasificación, del Uso del Suelo’, César Pérez, dijo que es el procedimiento de más enriquecimiento y es legal porque en el país se reclasifica a discreción, aunque en otras naciones es penalizado por la ley.
“Si tu tienes una casa, mañana la cambias y pones un bar. ¿A quien tu notificas? A nadie, tu reclasificaste porque eso es tuyo y si te dan un permiso de una urbanización que tiene tres niveles a los dos o tres meses dan un permiso a tu vecino para hacer seis, eso es una reclasificación por lo tanto es la mejor forma de enriquecerse a través de la corrupción”, explicó Pérez.
Consideró que si a esa práctica no se le pone freno es muy difícil pensar en tener un país más o menos organizado.
Para organizar el desorden en la planificación urbana, el secretario de Asuntos Municipales del PLD, Ignacio Ditrén, dijo que urge la aprobación del Proyecto de ley de Ordenamiento Territorial, que cursa en el Congreso hace varios años.


COMENTARIOS