DETALLES: Un rey decadente

emely tueny

MADRID, España.- El rey emérito Juan Carlos de Borbón, en la decadencia de su vida, se ha convertido en un personaje escandaloso, quien en los últimos días se encuentra bajo sospecha de poseer depósitos bancarios en Suiza, un paraíso fiscal, donde se depositan grandes sumas de dinero que normalmente provienen de actividades ilícitas, de negociaciones corruptas.
El nuevo escándalo real acaba de ser destapado por la antigua amante del Rey Juan Carlos, la bella “chapiadora” versión alemana, Corinna Zu Sayn Wittgenstein, a quien el rey emérito, según ella dice en unas grabaciones, utilizó como testaferra en comisiones de negocios, como la construcción del Ave de Medina a la Meca, recibiendo 80 millones por hacer de intermediario en la adjudicación de esa gran obra a empresas españolas.
Son muchos los que piensan que Juan Carlos I y Corinna también están vinculados a tramas de corrupción como el caso Nóos, por el cual el esposo de su hija Cristina, Iñaki Urdangarin, está preso, pues se descubrieron correos electrónicos a su yerno, en los cuales el soberano autorizaría su colaboración para determinados proyectos con los que ganarían 100 millones de euros.
Como los escándalos le salpicaban muy de cerca, Juan Carlos I decidió abdicar a favor de su hijo Felipe VI, pero no sin antes asegurarse que gozaría de una imnunidad que establece la Constitución española para la figura del Rey, que detendría cualquier intento de someterlo a la justicia, como por ejemplo las pruebas de paternidad solicitadas por un joven español y una belga, como posibles hijos del monarca fuera de matrimonio, casos que la justicia española no ha dado curso.
Las recientes grabaciones de Corinna acusando a Juan Carlos I, han levantado indignación en todo el país, que comienza a poner en entredicho a la Casa Real de los Borbones, y que pueden hacer peligrar la continuidad de la corona del monarca Felipe VI y la reina Letizia, quien tampoco goza de una gran popularidad. Todo lo contrario.
El rey emérito, a quien se le atribuyen decenas de amantes, entre ellas famosas en el mundo artístico y de otras esferas, según Corinna, en una ocasión le dijo que no quería continuar con ella, pues tenía otra novia a quien no pensaba dejar. Su relación con la actriz Bárbara Rey fue famosa, pues ella grabó cuando hacían el acto sexual.


COMENTARIOS