Detienen contrabando más RD$300 millones

Ramírez Paniagua dijo que el cargamento incluía 8,381 celulares

La Dirección General de Aduanas (DGA) detuvo y sometió a la Justicia a varias personas que pretendían introducir al país un cargamento ilegal de teléfonos celulares, artículos electrónicos y armas de fuego, simulando que era materia prima y usando el nombre de una empresa de zona franca para evadir el pago de impuestos.
El director de la entidad, Enrique A. Ramírez Paniagua, reveló que con este contrabando se pretendía evadir al fisco RD$300 millones. Además de que los infractores cometieron varios delitos, no solo violando la Ley de Aduanas sino por falsificar documentos de una empresa legalmente establecida, entre otros.

Dijo que este caso será llevado hasta las últimas consecuencias y están siendo investigados empleados de la institución sobre el mismo. Reveló que según la investigación, la empresa había hecho otras cinco importaciones previas a la capturada ahora.
Dijo que el cargamento consistía en 8,381 celulares, tres pistolas y cinco rifles, además de cientos de partes para teléfonos y otros aparatos electrónicos. Estos llegaron en seis paletas consignadas a la empresa de zona franca “Auxiliares Textiles, S. A.”, las cuales venían manifestadas como textiles, llamando la atención a los oficiales de aduanas actuantes en el operativo en zona primaria del Aeropuerto Internacional de las Américas (AILA), la forma, estructura, peso y modo de empaques de las paletas.
Las personas utilizaron sin su consentimiento el nombre de “Auxiliares Textiles, S. A.”, falseando documentos de embarque y las resoluciones del Consejo Nacional de Zonas Francas de Exportación (CNZFE), utilizando la complicidad, el ardid y la simulación para tratar de burlar los controles aduaneros correspondientes.
Aduanas informó que las mismas fueron presentadas por el agente aduanal Gustavo Adolfo Estévez Morales, utilizando la resolución núm. 422-CE.
Además, la mercancía fue remitida a las empresas Courier Cargamar, SRL. y LaserPaq SRL.; la primera ya se encuentra suspendida y la segunda carecía de licencia, por lo que nunca estuvo habilitada para brindar servicios courier, por cuanto en este momento ambas tienen procesos abiertos con la DGA.


COMENTARIOS