Detienen en allanamiento a seis sospechosos de ataque Maduro

FILE - In this July 13, 2017 file photo, Oscar Perez speaks to the press at a night vigil to honor the more than 90 people killed during three months of anti-government protests, in Caracas, Venezuela. Venezuelan officials say on Monday, Jan. 15, 2018 they’ve exchanged fire during an attempt to capture the fugitive police officer who led a high-profile attack in Caracas last year from a stolen helicopter. (AP Photo/Miguel Rodriguez, File)
FILE - In this July 13, 2017 file photo, Oscar Perez speaks to the press at a night vigil to honor the more than 90 people killed during three months of anti-government protests, in Caracas, Venezuela. Venezuelan officials say on Monday, Jan. 15, 2018 they’ve exchanged fire during an attempt to capture the fugitive police officer who led a high-profile attack in Caracas last year from a stolen helicopter. (AP Photo/Miguel Rodriguez, File)

El Gobierno venezolano anunció ayer que detuvo a seis “terroristas” por estar presuntamente implicados en el atentado que sufrió el presidente Nicolás Maduro, a quien los militares del país le declararon su “irrestricta lealtad”.
El ministro de Interior venezolano, Néstor Reverol, dijo en declaraciones recogidas por la televisión estatal VTV que las detenciones se produjeron luego de varios allanamientos en hoteles de la capital, y que producto de ellas “se han recabado importantísimas evidencias”.
El ataque contra Maduro se produjo el sábado, cuando el presidente ofrecía, en cadena obligatoria de radio y televisión, el discurso de cierre por la celebración de los 81 años de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada).
La transmisión televisiva mostró antes de cortarse a los militares formados rompiendo filas de manera desordenada y cómo evacuaron al ministro de Defensa, Vladimir Padrino, luego de escucharse una detonación.
Ayer, Reverol señaló que las investigaciones “han evidenciado” que el ataque constituyó “un delito de terrorismo y magnicidio en grado de frustración”. “Lo que deja claro que estos terroristas y sicarios han pasado a un nivel superior, incrementando el espiral de violencia”, añadió.
De acuerdo con el funcionario, en el atentado fueron usados dos drones modelo DJI M600, “diseñados para trabajos industriales” y con capacidad para “soportar grandes cargas”.
Los artefactos no hirieron a Maduro “gracias a las técnicas especiales” de la Guardia de Honor, encargada de la seguridad del presidente, y a la instalación de equipos inhibidores de señales que desorientaron a los drones, que se activaron “fuera del perímetro planificado por los sicarios”.
También ayer, los militares venezolanos declararon su “irrestricta lealtad” a Maduro, al tiempo que advirtieron que no permitirán que “sea vulnerada la soberanía” del país.
“Bajo ninguna circunstancia aceptaremos que sea vulnerada la soberanía nacional, permaneceremos incólumes y aferrados a las convicciones que nos caracterizan, apoyando de manera incondicional y con irrestricta lealtad a nuestro comandante en jefe (Nicolás Maduro)”, dijo al leer un comunicado el ministro Vladimir Padrino.
De acuerdo con los militares venezolanos, el ataque, que calificaron como “barbarie”, es “un paso desesperado que forma parte de los planes desestabilizadores cuyo objetivo es cambiar mediante mecanismos no constitucionales el gobierno legítimamente constituido y electo por voto popular” de Maduro.
Pero “ningún gobierno que procure instaurarse por vías no democráticas contará con el apoyo de la FANB, y cualquier grupo que lleve a cabo actos criminales de este tipo recibirá una respuesta contundente de nuestra parte”, añade el texto.
Estos eventos ocurren en medio de la severa crisis económica que padece Venezuela, el país con las mayores reservas de petróleo en el planeta, y que se traduce en escasez de todo tipo de productos, hiperinflación y una pésima prestación de los servicios públicos. Por estas razones, en el país se desarrollan a diario decenas de protestas, en demanda de comida, transporte, agua, electricidad y mejores salarios.
Testigos
Residentes de la capital venezolana afirman que vieron un dron que se estrelló contra un edificio de apartamentos cerca del lugar del presunto intento de asesinato del presidente Nicolás Maduro.
AP vio ayer un video que un residente dice que grabó con su celular el sábado. El video muestra un dron flotando en una calle residencial a dos cuadras de distancia y luego chocando contra un edificio. No se ve la explosión. La persona que grabó el video habló bajo condición de anonimato por temor a represalias.
Maerum González, otra residente, dice que oyó una explosión atronadora y, aterrorizada, corrió al balcón de su quinto piso. Dijo que el dron chocó contra el edificio; no vio explosión pero sí vio humo oscuro.


COMENTARIOS