Develan cómo fue  crimen entre narcos en Paya, Baní

La Policía  adelantó ayer, en una rueda de prensa, detalles de cómo ocurrió el crimen de Paya, en Baní, donde siete extranjeros vinculados al narcotráfico fueron raptados y luego ejecutados en una plantación cañera. Sin embargo, el informe entregado a la prensa no ahonda en las razones del crimen ni detalla dónde están la droga y el dinero que se habrían llevado los matadores. Un colombiano y un dominicano guardan prisión.

El nicagarüense  Orin Clinton Gómez,  único sobreviviente de la matanza de Ojo de Agua, Baní,  en la que siete colombianos  fueron ejecutados  la noche del 4 de agosto pasado, identificó al ex mayor de la Policía Frederick Guillermo Medina Abud, de 32 años, y a dos colombianos como las personas que participaron en la operación.

Gómez recibió tres impactos de bala y se hizo el muerto para  sobrevivir.

 Hizo la revelación a  los generales de brigada  Rafael Oscar Bencosme Candelier, ex director de Investigaciones Criminales, y Juan Manuel Fructuoso Heredia, director de Inteligencia Delictiva, a cargo la investigación.

Gómez declaró a los investigadores  policiales que pudo identificar al ex mayor Medina Abud, quien lo secuestró junto a Antonio Suluaga  Mustiola y/o Serino  Enrique Marín Gutiérrez alias Washy, y Apolinar Altamirano Cuellar.

El nica informó, además, que pudo ver que Medina Abud, dado de baja en marzo pasado por la actual jefatura de la Policía Nacional por extorsión contra ciudadanos de Santiago.

El ex oficial policial vestía de negro la noche en que se produjo la matanza y era llamado “El Comando” por sus acompañantes, según dijo Gómez a los investigadores.

A la matanza sobrevivió también Geovany Alejandro Bwie Duffys, pero falleció horas después en un hospital de Baní adonde fue conducido.            

Conforme al testimonio ofrecido por Gómez a la Policía, en las ejecuciones participaron    los colombianos  Alexander Carmona Restrepo, (El Flaco), contra quien un tribunal dictó prisión preventiva; Andrés Berroa Mercedes  (Frank o El Capy), y un tercero  identificado sólo como “Junior”.

 La Policía persigue a otros presuntos participantes en la matanza que se hallan prófugos. La investigación sigue abierta.

Gómez relató que el sábado  2  de agosto pasado salió desde la isla San Andrés, entre Colombia y Nicaragua, junto a los colombianos  Enrique Martín Gutiérrez, (El Washy), Apolinar Altamirano Cuéllar y Geovanny Alejandro Bawie Duffis,   con destino a  República Dominicana. Llegaron a aguas territoriales del país alrededor de las 7:15 de la noche, desde donde El Washy  contactó por teléfono a Atencio Vargas (El Don) una de las víctimas, y a otros miembros de la organización. Siguieron hasta un lugar identificado como Playa Villeya, donde una persona aguardaba en una yipeta que los condujo a la casa donde estaban las víctimas. 

Dijo que de inmediato penetraron al patio varios individuos con armas largas y cortas, los sacaron violentamente del vehículo, los esposaron y los condujeron al lugar de la matanza.

Luego los dividieron en dos grupos y los pusieron frente a los faroles de los vehículos. Al primer grupo le dispararon con armas cortas. Todos murieron en el acto. El segundo fue atacado con armas largas.

Detalles del interrogatorio  fueron ofrecidos en conferencia de prensa por el portavoz de la Policía, Nelson Rosario.

 En la rueda de prensa estuvieron presentes además, el  procurador general de la República, Radhamés Jiménez Peña; el jefe de Policía,  Rafael Guillermo Guzmán Fermín; el director del Departamento Nacional de Investigaciones (DNI),  Ramón Antonio García Aquino; el presidente de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), Gilberto Delgado Valdez; el  director de la sección antinarcóticos de la Policía,   Ramón Francisco Rodríguez;   el director de   Prensa de la Presidencia, Rafael Núñez, y   el director del J-2 del Ejército, Pedro Cáceres Chestaro, entre otros.  

La clave

Sigue abierta

La investigación en torno a la matanza de  Baní sigue abierta.  El jefe de la Policía Nacional, mayor general Rafael Guillermo Guzmán Fermín, dijo al respecto que se propone revelar otros aspectos de las indagatorias, porque algunos de los presuntos participantes en las ejecuciones están prófugos, y la Policía está tratando  de ubicarlos.

Zoom

Coerción

 Los organismos policiales y militares que intervinieron en las indagaciones para esclarecer las ejecuciones ocurridas la noche del 4 de agosto en Ojo de Agua, Baní solicitaron medidas de coerción contra siete dominicanos a los que se acusa de conformar junto a colombianos y ciudadanos de otras nacionalidades”una red internacional de narcotraficantes” de los cuales hay varios presos y se persigue a otros  para ponerlos a disposición de la justicia.