DEVOLVER ESPACIOS A LA CIUDAD

Reportaje de arrabalización en el gran Santo Domingo. En foto: Km. 9.  01/11/17 Foto: José Adames Arias.
Reportaje de arrabalización en el gran Santo Domingo. En foto: Km. 9. 01/11/17 Foto: José Adames Arias.

Nueva vez, los medios de comunicación resaltan la intención de las autoridades del Distrito Nacional y la Policía Nacional de sacar de las vías públicas a los “limpiavidrios” que molestan y acosan a conductores y la promesa de recuperar espacios públicos en el Gran Santo Domingo, que cada día pierde, centímetro a centímetro, aceras, tramos de calles y áreas de esparcimiento que ocupan talleres, “vendedores informales” de alimentos, frituras, frutas y una muchedumbre de buhoneros que arrabalizan y obstaculizan importantes vías públicas.
El anuncio fue divulgado luego de una reunión entre el alcalde del del Distrito Nacional, David Collado, y el director general de la Policía Nacional, mayor general Ney Aldrin Bautista Almonte.
Collado explicó que agentes de las policías Nacional y Municipal “mantendrán un servicio de vigilancia permanente en las intersecciones de las avenidas 27 de Febrero y Máximo Gómez; John F. Kennedy y Winston Churchill con 27 de Febrero, así como en otros puntos “para evitar que los limpiavidrios hostiguen a los conductores y para garantizar la seguridad de la población de la Capital”.
La iniciativa y las promesas de recuperar espacios públicos y sacar de las calles a jóvenes que limpian cristales de automóviles no es noticia nueva, y se repitió periódicamente en más de 14 años de gestión del exalcalde del ADN Esmerito Antonio Salcedo Gavilán, quien vio truncadas sus intenciones continuistas cuando fue derrotado por Collado en las elecciones de 2016. El problema no es exclusivo del Distrito Nacional, sino de toda la zona metropolitana del Gran Santo Domingo.
Entre los puntos más conflictivos del Distrito Nacional figura la extensa área de la avenida Duarte con París, ocupada hace años por buhoneros y donde es materialmente imposible movilizarse en vehículos. El espacio público se reduce cada vez más. En los últimos años parte de la calzada de las vías han sido ocupado, lo que dificulta el tránsito de vehículos.
Cada día este caótico lugar atrae a cientos de personas que adquieren zapatos, vestimenta y mercancías de segunda mano, productos agropecuarios que se expenden en las aceras y calles, en medio de un ambiente de mercado público, donde las personas se movilizan entre la multitud y las mercancías, sin importar los ruidos del entorno. El desorden se extiende a las calles José Martí, Jacinto de la Concha, Juana Saltitopa, donde en cada jornada se mezclan vendedores, clientes, carteristas, “amigos de lo ajeno”, conductores de vehículos públicos que se insultan gratuitamente y dejan o recogen pasajeros en medio de la vía, y malhumorados agentes de la AMET que no disimulan el mal humor porque es literalmente imposible controlar el tráfico en esa área. Es, en definitiva, “tierra de nadie”
Taponamientos, bullicio generado por potentes bocinas, palabras obscenas, insultos y desperdicios sólidos, transforman ese lugar en una especie de mercado o chiquero. Es un espacio ideal para decenas de carteristas que se movilizan en la zona y dejan a muchos incautos con las manos en la cabeza.
Kilómetro 9 Autopista Duarte. A principio de septiembre de 2015 el director de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET), general Frener Bello Arias, informó que “se tomarán medidas para regular y organizar el desorden en la parada del kilómetro 9 de la Autopista Duarte”. Bello Arias hizo la promesa, después de hacer un recorrido por varios tramos de la vía y verificar que existen “zonas vulnerables” en las que es necesario adoptar “las medidas necesarias para prevenir accidentes de tránsito y muertes violentas”.
Específicamente, cuando se refirió a la parada del kilómetro 9 de la vía que enlaza la región Norte del país, el general Bello Arias aseguró que “se adoptarán medidas para agilizar el tránsito, en especial en las horas pico”. Sin embargo, el caos y la arrabalización de ese punto de la ciudad permanecen. Por el aspecto de campamento, el desorden del tráfico vehicular y la gran cantidad de negocios que operan en el lugar este punto se conoce popularmente como “parada del desorden”.

 

Críticas en las redes

Mrs. Joanna DoeVader. “Uno de los logros más evidentes de la gestión del señor Roberto Salcedo fue la asquerosidad de media ciudad” donde la arrabalización, es una verdadera vergüenza. Haitianos se apoderen de nuestras calles y ciudades. Lo mismo está sucediendo en la zona del Mercado Modelo de Santiago, donde miles de haitianos se apoderaron de las calles, se orinan en la misma calle y a ninguna autoridad le importa.

Medina 28
Cuanto me alegro que hayan sacado al mediocre de R. Salcedo de ahí. Lo único que sabía hacer era construir parques quanquiñas, pero ni la basura recogía. La Rep. Dom. es un país que da risa. tiene ínfulas de país desarrollado, pero en lo más básico, lo más fundamental, saca cero. Ver el caos del tránsito, el caos de las leyes municipales, y esta letrina en pleno centro de la ciudad. Cuando escuchaba a L. Fernández hablar de N.Y. chiquito me daban ganas de darle un pescozón por abusador y manipulador.
felix2, “Esto no es una conveniencia. Esto habilita los haitianos quedarse, los atracadores arruinar vidas, y de enfermar gente (insalubridad). Esto tiene que ser destruido o una explosión será causada”!
HermyJimenez “¡Cuanta miseria humana”.


COMENTARIOS