Día Mundial de Población y la falta de planificación familiar

Embarazadas en RD

El derecho de las personas a determinar de forma libre y responsable el número de hijos y el espaciamiento entre ellos, fue proclamado hace ya 50 años, en la Conferencia Internacional de Derechos Humanos, el 13 de mayo de 1968, lo que propició el diseño y ejecución formal de políticas de planificación familiar a nivel mundial.
Posteriormente, en la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo de 1994, se acordó fomentar la autonomía de las mujeres poniendo a su alcance servicios de educación, salud y empleos. También, se convino propiciar que los servicios de planificación familiar estuvieran universalmente disponibles para 2015 o antes, como parte de un enfoque ampliado de la salud y los derechos reproductivos.

En este Día Mundial de la Población, con el tema “Planificación familiar como un derecho humano”, la directora ejecutiva del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa), Natalia Kanem, explica que, todavía, en los países en desarrollo, aproximadamente 214 millones de mujeres carecen de métodos de planificación familiar seguros y efectivos, por causas que van desde la falta de información o servicios hasta la ausencia de apoyo de compañeros o comunidades.

República Dominicana registra una tasa de fecundidad global en baja como el resto de Latinoamérica, con 2.4 hijos por mujer, pero persiste una necesidad insatisfecha de planificación familiar de 11% y 27% en adolescentes, de acuerdo a la última Endesa. Tres de cada 10 adolescentes están o han estado embarazadas y, de esas, 50.4% hubiera querido postergar el nacimiento de sus hijos.

Las causas de estas situaciones son grandes desafíos, con desigualdades sociales y de género de fondo, principalmente: problemas de presupuesto, desinformación, falta de educación sexual integral y necesidad de mejorar los servicios.

La planificación familiar no se asume como un asunto también de hombres, solo 0.2% de los unidos recurre a la vasectomía y solo 2.6% utiliza preservativo con fines anticonceptivos. Es común escuchar expresiones como “la novia le salió embarazada” o “ella me engañó, no se estaba cuidando nada”, que responsabilizan de la planificación exclusivamente a las mujeres.

También, se han detectado mitos que interfieren en las decisiones reproductivas de la gente, evidenciando la urgencia de fortalecer la consejería desde el Estado. En el caso de los hombres los mitos más socorridos son “no siento igual con preservativo” y “la vasectomía puede provocar disfunción”.
Para las mujeres hay tantos mitos como métodos: “no te planifiques eso te puede esterilizar”, “no se queda embarazada en la primera relación sexual”, “el DIU es abortivo”, “no se queda embarazada teniendo relaciones sexuales de pie”, etcétera.