Diagnóstico y tratamiento

19_11_2018 HOY_LUNES_191118_ ¡Vivir!2 C

El diagnóstico de la miocardiopatía periparto es en ocasiones complicado por la inespecificidad y sutileza de los síntomas iniciales. No existe un criterio clínico específico que sea patognomónico (propio) de esta entidad. Su diagnóstico se basa en una alta sospecha clínica en conjunto con el tiempo de aparición de los síntomas (final del embarazo o 5 meses después del parto) que luego se deben corroborar con estudios paraclínicos, como radiografías de tórax, electrocardiogramas y un ecocardiograma que es básico y piedra angular para sustentar el diagnóstico. Sin los datos ecocardiográficos de una fracción de eyección menor de 45% y una fracción de acortamiento menor de 30%, más dilatación del ventrículo izquierdo, mayor de 2.7 cms/m2 de superficie corporal, no puede sustentarse el diagnóstico.
La clave para realizar el diagnóstico lo representa estar siempre a la expectativa ente cualquier síntoma sospechoso y poder iniciar los estudios de lugar
Una vez hecho el diagnóstico se implementa en tratamiento, que en el caso de que la mujer no se encuentra embarazada, no difiera del tratamiento instaurado para una insuficiencia cardiaca de otra naturaleza. El problema se plantea cuando la enfermedad se presenta durante el embarazo, donde algunos de los fármacos usados están contraindicados por poner en riesgo la salud del feto.
En sentido general existe un tratamiento no farmacológico y un tratamientofarmacológico.