Dida exige solución a reclamo descuento millonario maestros

P1

La directora de la Dirección de Información y Defensa del Afiliado (Dida), Nélsida Marmolejos, exigió ayer de las autoridades de Pensiones, del Consejo de la Seguridad Social (CNSS) y al Instituto Nacional de Bienestar Magisterial (Inabima) una solución o entrega para fines de retiro de cerca de RD$2000 millones que fueron descontados a docentes que laboraron para el sector privado y que ahora están solo en el Estado.
Aseguró, sin embargo, que existe una disposición para la devolución de una parte de esos recursos y la otra partida, dejarla en Inabima a fin de poder dotar a los profesores de una pensión más digna.
Desde el año 2009 los aportes por pensiones de los maestros, a partir de un empleador distinto al Ministerio de Educación (Minerd), se han ido hacia dos cuentas bancarias llamadas “afp 0 y afp 20” y no al Instituto Nacional de Bienestar Magisterial (Inabima) como manda la Ley 451-08.
“Son cientos los profesores que desfilan por las oficina de la Dida en busca de una solución al problema de sus fondos descontados desde el sector privado, ya es hora de que se dé una salida al conflicto”, demandó la funcionaria.
Sin embargo, considera que la Asociación Dominicana de Profesores y las autoridades deben buscar un mecanismo que haga posible la devolución de los recursos o su canalización a Inabima

Mientras que los aportes de los docentes erogados a partir de un empleador privado entre 2003 y 2009 están en diversas Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), ya se sabe que el CNSS ordenó a la Tesorería de la Seguridad Social (TSS) crear ambas cuentas en bancos y no en instrumentos que generen buenas ganancias.
En la actualidad, no se están transparentando los fondos de los maestros, los recursos deben ser sumados para las pensiones más que entregados, insistió.

La ADP propuso a las autoridades que a partir del traspaso, el Inabima disponga la devolución de esos aportes para los docentes jubilados, con su rentabilidad, y en el caso de los maestros activos, que sean usados para que al momento de jubilarse reciban una pensión complementaria o que se les devuelva lo acumulado con sus intereses.
En tanto, más de 8000 maestros están a la espera de que la Administradora de Fondo de Pensiones (AFP) y el Instituto Nacional de Bienestar Magisterial (Inabima) le devuelva el dinero que le fue descontado desde hace 10 años.
Un profesor jubilado se crucificó en la sede del Consejo Nacional de Seguridad Social. Estaba indignado por la falta de respuesta a su demanda, contó una maestra con la que conversó Hoy. Maestros han acudido a la Dida, pero no dan respuesta a sus requerimientos de información.
Hoy hizo esfuerzos por comunicarse con Ramón Emilio Contreras Genao, Superintendente de Pensiones, para conocer de primera mano las gestiones para devolver los recursos a los maestros, pero nunca tomó el teléfono. Los maestros están atrapados en un conflicto que envuelve al Inabima y a esa entidad.


COMENTARIOS