Diez juristas internacionales denuncian irregularidades en el juicio de Lula

París. Diez juristas y abogados europeos y latinoamericanos, entre ellos el exjuez español Baltasar Garzón, denunciaron hoy irregularidades en el proceso contra el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y pidieron que se respete la legalidad “con rigor e independencia”.

La denuncia se recoge en una carta fechada hoy en París, dirigida a la presidenta del Tribunal Supremo de Brasilia, Cármen Lúcia, y que será enviada también este jueves a los presidentes de Francia, Emmanuel Macron, y del Gobierno español, Pedro Sánchez, así como al primer ministro de Portugal, Antonio Costa, y a los cancilleres respectivos.

La iniciativa fue impulsada por el abogado francés William Bourdon, presidente y fundador de la asociación de protección y defensa de las víctimas de crímenes económicos Sherpa.

La carta, a la que tuvo acceso EFE, está suscrita también por otros como el jurista Emilio García, presidente de la Fundación Sur Argentina, o el presidente honorario de la Liga de Derechos Humanos (LDH), Henri Leclerc, y expresa su preocupación por la parcialidad del proceso y los obstáculos a la puesta en libertad.

Lula está en la cárcel desde el pasado abril, condenado a 12 años por corrupción.

El grupo de juristas y abogados denunció, entre otros puntos, que el juez Sergio Moro autorizara difundir en la prensa elementos como la grabación de una conversación telefónica entre el exmandatario y su sucesora Dilma Rousseff, y cuestionó “el carácter precipitado, injusto y parcial del proceso”.

Los firmantes dijeron igualmente estar preocupados por las “graves afrentas a los derechos de la defensa” de Lula, reflejadas por ejemplo en que sus abogados fueran sometidos a escucha telefónica.

Esas “irregularidades y anomalías”, en su opinión, no serían ajenas “a una muy fuerte presión mediática, alimentada por el juego de ambiciones personales”.

Garzón y el también abogado español Joan Garcés, ganador del Premio Nobel Alternativo en 1999, subrayaron junto al resto de firmantes que su llamamiento no quiere pronunciarse sobre la inocencia o la culpabilidad de Lula, quien gobernó Brasil entre 2003 y 2010.

No obstante, recalcaron que el hecho de que el mundo atraviese un periodo problemático, “cuando no caótico”, hace que, en su opinión, “sea todavía más necesario que se respeten todos los principios de la legalidad con rigor e independencia”.

Por ello reclamaron el respeto “al conjunto de esos principios, al abrigo de cualquier estrategia” que busque impedir la aplicación imparcial del derecho.

Los diez juristas y abogados añadieron que una copia de su carta será enviada también de forma simultánea a los diez miembros del Tribunal Supremo de Brasil y al presidente del Tribunal Superior Electoral, Luiz Fux.


COMENTARIOS