Diputados exigen cuidar frontera por crimen Pedernales

Legisladores afirman que la mafia en la frontera es incontrolable

Los ánimos se exacerbaron ayer en la Cámara de Diputados cuando el legislador perremeísta Darío Zapata culpó al Gobierno del desorden en la frontera dominico-haitiana y de incumplir con la aplicación del proyecto de vigilancia de la zona.
Zapata, legislador dajabonero, dijo que el presidente Danilo Medina no ha controlado el desorden migratorio como lo prometió en su reciente rendición de cuentas en el Congreso Nacional y en la frontera no se ven los planes gubernamentales.
Mientras, el presidente del órgano legislativo, Rubén Maldonado, llamó a la clase política a no sacarle beneficios al conflicto que se vive en Pedernales, al Suroeste del país, tal como sucede en España, donde dominicanos temen salir a las calles por temor a represalias, a raíz de la muerte del menor que pasó varios días desaparecido y cuyo crimen se le atribuye a una dominicana.
Maldonado pidió a los políticos evitar la xenofobia o rechazo a los extranjeros y expresó que un hijo suyo que se encuentra en España, le comunicó su temor de salir a las calles, por la situación imperante desde que la dominicana Ana Julia Quezada fue apresada por la muerte de Gabriel Cruz, de 8 años, desaparecido el 26 de febrero en un pueblo cercano a Almería, en el sudeste del país, e hijo del novio de la acusada.
El debate se suscitó durante la sesión de los diputados, por el asesinato de Neida Urbáez y de su esposo Julio Reyes Pérez, hermano del exsenador Ángel Dignoclates.
El diputado Israel Terrero solicitó al Estado pedir la extradición de los dos nacionales haitianos acusados de asesinar a la pareja de dominicanos en la provincia Pedernales.
Maldonado lamentó el crimen contra el hermano del exlegislador. Expresó que lo acontecido en Pedernales y en España -desgraciadamente- no puede -bajo ninguna circunstancia- tener una respuesta política. “Pero lo que ocurrió en España -con ese horrendo crimen- no queremos que salgan a buscar a todos los dominicanos”.
Dijo que los dominicanos repudian el crimen del pequeño Cruz con las mismas fuerzas que los españoles, pero no puede despertar la xenofobia en contra de los dominicanos en España.