Distribuidora Corripio y Duracell llevan alegría a los niños diabéticos

La mascota Duracell y Santa Claus, junto a ejecutivos de ambas instituciones, entregaron regalos a niños.

Motivados por la situación de diabetes que se vive en la República Dominicana, donde más de 1 millón de dominicanos padecen de esta condición, Distribuidora Corripio, Berkshire Hathaway y su marca Duracell, líder en pilas alcalinas en el mundo, aprovechan la principal época de ventas de la categoría para regalar esperanza y mejor calidad de vida a los niños diabéticos de la Fundación Aprendiendo a Vivir.
Durante la temporada navideña y hasta enero del presente año, por la compra de cualquier pila Duracell, estarás aportando a esta noble causa, ya que Duracell apoyará con una parte de las ventas (hasta $ 220 000 pesos) para apadrinar a dos niños de la Fundación Aprendiendo a Vivir.
Además de juguetes, estos niños tendrán acceso seguro a educación, medicamentos y alimentación para controlar su condición durante un año.
Los detalles fueron dados por Cristal León, gerente de la Marca Duracell, y Sandra Jáquez, directora educativa de la Fundación, durante un evento realizado en las instalaciones de Distribuidora Corripio, donde se recibió a niños de la Fundación Aprendiendo a Vivir en un ambiente lleno de alegría.