Dólar recibe duro golpe ante optimismo por alza global

A Pakistani money changer counts US dollar bills in Islamabad, Pakistan, Friday, Nov. 30, 2018. Pakistan's currency has plunged further as the country is mired in a financial crisis and seeking an $8 billion bailout package from the International Monetary Fund. The Pakistani rupee was trading at 142 to the dollar on Friday, a decline from 133.90 rupees to $1 at close of business the previous day. (AP Photo/B.K. Bangash)
A Pakistani money changer counts US dollar bills in Islamabad, Pakistan, Friday, Nov. 30, 2018. Pakistan's currency has plunged further as the country is mired in a financial crisis and seeking an $8 billion bailout package from the International Monetary Fund. The Pakistani rupee was trading at 142 to the dollar on Friday, a decline from 133.90 rupees to $1 at close of business the previous day. (AP Photo/B.K. Bangash)

Es probable que la lucha del dólar se alargue hasta el próximo año, ya que el alto al fuego por los aranceles entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su par chino, Xi Jinping, generó alivio en los activos de riesgo y fomentaron el optimismo de que el crecimiento económico global podría repuntar.
El lunes, el dólar cayó frente a casi todos sus pares del Grupo de los 10 cuando los mercados asimilaron la noticia de que las dos economías más grandes del mundo detendrán cualquier impuesto nuevo durante 90 días. Las divisas vinculadas a materias primas se fortalecieron debido al aumento de los precios del petróleo y a las ganancias de las acciones estadounidenses.

Un mejor entorno comercial debería impulsar la economía global y resucitar la “revalorización” comercial que pesó sobre el dólar a principios de 2018, según Jefferies. Eso apunta a la debilidad del dólar a manos de las divisas de los mercados emergentes, así como del euro y el yen.

“Esto nos prepara para una posible estrategia de compra de divisas en otros mercados a medida que entramos al 1T”, escribió en una nota Brad Bechtel, jefe de divisas en Jefferies. “Es posible que nos adentremos en un período de debilidad del dólar a medida que la industria de resincronización del crecimiento global regresa a la mentalidad del mercado”.

El índice del dólar de Bloomberg bajó un 0,3%. Entre las divisas del G-10, el dólar australiano fue el que tuvo el mejor desempeño, pues se beneficia del estrecho vínculo de Australia con los productos básicos y el comercio chino.

Persistencia cuestionada. Si bien puede haber problemas para los alcistas del dólar más adelante, algunos riesgos de cara al 2019 podrían acabar con el mal momento del dólar, dijo Bechtel. Europa, por ejemplo, tiene sus propios problemas con los que lidiar.

“Sin embargo, no estoy seguro de que esto persista durante demasiado tiempo, ya que el plazo de marzo podría ser escandaloso”, escribió Bechtel en un correo electrónico. “Tenemos esta ventana de negociación comercial llegando a su fin, los asuntos del brexit llegando a un punto crítico, y la emisión de bonos de Italia que se inicia de manera seria, por lo que si quedan tensiones en torno a los presupuestos, volverá a cobrar protagonismo”.
Por otra parte, al menos un analista hizo un llamado a apostar contra ganancias adicionales del dólar australiano, que algunos operadores consideran como un poder de confianza en la perspectiva del comercio mundial. Crédit Agricole recomendó vender el dólar australiano frente al dólar estadounidense, con un objetivo de 70 centavos de dólar, en comparación con su nivel de comercio actual de 73,60 centavos de dólar.

“Ha habido dos temáticas que han impulsado la recuperación reciente en el dólar australiano frente al dólar estadounidense: un Comité Federal de Mercado Abierto menos extremista y un alivio en la tensión comercial entre Estados Unidos y China”, escribió David Forrester, de Crédit Agricole. “Creemos que ninguno de estos alivios para el dólar australiano durará”.