Dominicana muere apuñada por su marido en NY

NUEVA YORK.-Una dominicana murió de varias cuchilladas que le propino un hispano con quien convivía y que minutos después de cometer el crimen le prendió fuego a su apartamento ocasionándole el siniestro la muerte a su niña de 1 año de edad, mientras que el homicida se encuentra en estado crítico en un hospital de El Bronx, condado donde ocurrió la tragedia esta mañana.

Las autoridades identificaron al homicida como Vicente Cordero, de 33 años, quien le quito la vida de tres heridas inferidas en el pecho a Kety Sánchez, de 30 años de edad.

En el incendio provocado por Cordero antes de cometer el asesinato contra la Sánchez, pereció su hija Keity Sánchez, quien se encontraba en una cuna cuando se origino el siniestro que alargo a los vecinos del quinto piso del edificio de apartamentos de seis pisos localizado en la avenida Morris próximo a la calle 183 East, en El Bronx.

Las autoridades policiales investigan los motivos que llevaron a Cordero a cometer el homicidio y prenderle fuego al referido apartamento.

Según informo el Departamento de Bomberos de Nueva York (FDNY, en ingles), el incendio se origino alrededor de las 7:30 de esta mañana y  fue apagado unas tres horas mas tarde.

La niña Keity fue declarada muerta en la escena del siniestro lo mismo que su madre Kety.

El jefe adjunto del FDNY, Kevin Butler, informo que los cuerpos de la mujer y su niña quedaron prácticamente calcinados en el siniestro, pues “sus cuerpos fueron quemados severamente”.

La abuela de la pequeña victima del fuego fue rescatada por bomberos cuando huía evadiendo quedar atrapada entre las llamas.

Como parte de las investigaciones peritos bomberiles buscaban un “acelerador” para encender fuego en el interior del apartamento siniestrado.

Cordero permanece en estado crítico en el Westchester Medical Center, a donde fue trasladado desde el Hospital St. Barnabás, localizado en la avenida Grand Concourse con esquina calle 173, en El Bronx.

Unos 60 bomberos actuaron para apagar el fuego y dos de ellos tuvieron que recibir tratamiento medico.

Cordero habría ido a la universidad donde estudiaba la mujer y profirió amenazas contra ella al afirmar que hoy o mañana habría sangre, según narro uno de los vecinos.

El hispano Erick Carpio dijo que trato de auxiliar a las victimas pero cuando logro abrir una de las puertas, ya era tarde.

Conforme a las autoridades, la niña fue hallada en la cuna y su madre con varias puñaladas en el pecho tirada en el piso.


COMENTARIOS