Dominicano, defiende tu país de la penetración haitiana

Frank Tejada Cabrera.

En 1605 y 1606 el rey de España, Felipe III, ordenó las devastaciones del oeste al gobernador Osorio. A partir de 1650 los franceses ocuparon el oeste de la isla, con esclavos africanos. Haití logró la independencia el 01/01/1804.
Previamente firmaron los tratados de Ryswich 20/09/1677, para que los franceses ocuparan el oeste. El 21/07/1795 se firmó Basilea, donde España cedía la isla a Francia. El 03/04/1805 Henry Christopher realizó el degüelle en Moca. Cuando Leonel Fernández regaló US$50 millones, sin autorización del Congreso, para construir una universidad en Haití, llamada Juan Bosch, después ellos le pusieron Christopher.
En 1809 Juan Sánchez Ramírez gana la Batalla de Palo Hincado y saca a los franceses del territorio, comenzando el período de la España Boba hasta 1821. El 21/12/1821 se declara la independencia efímera de Núñez de Cáceres y el 9/02/1822 se inició la ocupación haitiana hasta el 27/02/1844, independencia de RD. Simón Bolívar no quiso darle apoyo a Núñez de Cáceres, porque prefería a los haitianos.
El 21/01/1929 Horacio Vásquez firmó con el haitiano Borno un tratado para definir la frontera, pero Haití no cumplió y el 9/03/1936 Trujillo y Vincent ratificaron el tratado. Sin embargo, Trujillo tuvo que regalar a los haitianos 4,000 Km2 en la zona de La Miel. De ahí en adelante los haitianos respetaron a Trujillo. La penetración haitiana volvió y se intensificó con el código agrario. Los últimos presidentes que hemos tenido, Leonel Fernández, Hipólito Mejía y Danilo Medina, han dejado abierta la frontera.
Cuando el problema domínico-haitiano en abril-mayo de 1963, Bosch dijo: “La dignidad dominicana ha sido ultrajada en Haití de manera indignante y no estamos dispuestos a tolerar esa intimidación y no la toleraremos por ningún motivo”. Batallones del Ejército fueron alertados para enfrentar a Haití, comandados por el coronel Fernández Domínguez.
La segunda ocupación se inició al crearse el ingenio azucarero Porvenir en 1879, el cual existe. La industria azucarera ha contribuido, con la llegada de haitianos a trabajar en la caña de azúcar. La tercera penetración fue en 1973 al comenzar a aplicar la Ley 290 de captación de tierras arroceras.
El obrero dominicano fue perdiendo la costumbre de trabajar en el arroz y se estima que en 2017 un 85% de los obreros son haitianos, quienes inciden en el atraso agrícola, ya que la mayoría habla creole y no entienden la tecnología. El 06//07/2017 hubo un video en las redes de 13 motoristas pasando haitianos ilegales y el 07/07/2017 el Listín pone una foto de un camión repleto de haitianos ilegales.
La administración Medina ha sido permisiva con la penetración haitiana y gastó RD$2,000 millones en la regulación y el programa fracasó. Cada dominicano debería tener presente sus obligaciones y defender la patria. El Ejército ha sido flojo, con su responsabilidad en defender la soberanía. Las declaraciones del Ministro de Defensa fueron imprecisas y no creíbles, periódico HOY, 11/07/2017. La frontera es un caos y se practica la corrupción. La patria de Duarte está en peligro.
Presidente Medina, le sugiero desarrollar las cooperativas paramilitares en la frontera, poner un muro humano y construir la carretera, para movilizar el comercio y las tropas. Esta idea de poner a funcionar las cooperativas paramilitares es una solución factible, que se puede comenzar haciendo un proyecto en cada provincia de Pedernales, Independencia, Elías Piña, Dajabón y Monte Cristi. Luego, llenar de cooperativas paramilitares cada provincia.
Cada dominicano que se sienta de la tierra de Duarte, Sánchez y Mella, tiene el deber y la obligación de trabajar por la independencia permanente de los haitianos, con la misma fuerza de los trinitarios el 27/02/1844.
Letra: Emilio Prud’Homme
Música: José Reyes

Quisqueyanos valientes, alcemos
Nuestro canto con viva emoción,
Y del mundo a la faz ostentemos
Nuestro invicto glorioso pendón.

¡Salve! el pueblo que, intrépido y fuerte,
A la guerra a morir se lanzó,
Cuando en bélico reto de muerte
Sus cadenas de esclavo rompieron.

Ningún pueblo ser libre merece
Si es esclavo indolente y servil;
Si en su pecho la llama no crece
Que templó el heroísmo viril,

Mas Quisqueya la indómita y brava
Siempre altiva la frente alzará;
Que si fuere mil veces esclava
Otras tantas ser libre sabrá.


COMENTARIOS