Dominicanos con pocas ayudas en islas Turcas y Caicos

A1

Unos cuatrocientos dominicanos que perdieron prácticamente todos sus bienes en las islas Turcas y Caicos durante el paso del huracán Irma y que volvieron a sufrir serios daños con los embates del huracán María, no han recibido ayuda de las autoridades y la mayoría no ha podido comunicarse con sus familiares en este país, debido a que la zona quedó incomunicada, sin energía eléctrica y escasos alimentos.
Desde el pasado 7 de septiembre, cuando la furia de Irma destrozó estas islas, casi ningún dominicano ha podido volver a tener comunicación con sus familiares aquí. Una de las dos compañías de teléfonos en esas islas no ha logrado reanudar sus operaciones.
Casi todos los criollos perdieron los techos de las viviendas que habitan en calidad de inquilinos en Turcas y Caicos ni en la isla Providenciales.
Mercedes García, una dominicana que trabaja en un hotel de Turcas y Caicos, dijo que las autoridades nacionales apenas les suministraron un poco de agua, salchichas y lonas, lo que no ha sido de gran ayuda para una comunidad donde la gente perdió la comida, sus electrodomésticos, sus ahorros y algunos, hasta sus empleos, debido a que las islas, cuya mayor fuente de empleo la genera el turismo, están devastadas. José Saldaña viajó de Santo Domingo hacia esos destinos, a mediados de septiembre, encontró su casa destruida. “Lo perdió casi todo”.
En estas islas de dominio británico, a raíz del huracán Irma escasea el agua. Los postes del tendido eléctrico permanecen en el suelo, solo una estación de combustible está abastecida y los barcos que llegan desde República Dominicana, cargados de alimentos, no han realizado viajes.


COMENTARIOS