Dominicanos dominan el mercado minoristas de drogas al este de EU

0133

En la costa este de los Estados Unidos los dominicanos son líderes en el tráfico callejero y/o a granel de drogas como la cocaína y heroína, según un informe de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés).
El informe cita que las bandas dominicanas representan una amenaza significativa en el tráfico de drogas y tienen su mayor influencia en áreas del noreste ubicadas a lo largo del corredor interestatal I-95, siendo Nueva York el principal centro de la actividad.
Los demás puntos de mayor distribución son Filadelfia, Pensilvania y Law- rence, Massachusetts.

El reporte indica que las drogas ilegales destinadas a los narcos dominicanos en el noreste primero llegan a la ciudad de Nueva York y luego se distribuyen por toda el área metropolitana o se envían a centros secundarios y mercados minoristas en el noreste y partes de la región del Atlántico medio.

Apunta que los narcos dominicanos se enfocan principalmente en la distribución de cocaína y polvo blanco en el nivel medio, sirviendo efectivamente como un puente entre las fuentes extranjeras de suministro y los vendedores ambulantes nacionales en la región.
Por origen, la gran mayoría de la cocaína distribuida por los traficantes dominicanos en el noreste es de origen colombiano, mientras que la gran mayoría de la heroína en polvo blanco varía entre México y Colombia.

El informe indica que en muchos casos, las cantidades que suplen los dominicanos con pandillas callejeras van desde algunos kilogramos a varios gramos listas para la venta callejera.

Familia. la DEA destaca que una característica típica de un negocio de drogas encabezados por un dominicano es que está compuesto por familiares y amigos, principalmente de la misma nacionalidad o estadounidenses de ascendencia dominicana. En muchos casos, los miembros de una banda pueden ser oriundos de la misma comunidad de su país.
Pone ejemplos de que traficantes de drogas en Lawrence, Massachusetts, son asistidos por miembros de la familia del Bronx de la ciudad de Nueva York. O bandas con células en Rhode Island y Massachusetts han llevado a familiares desde la República Dominicana hacia los Estados Unidos para ayudar en las actividades delictivas.

Señala que al depender de familiares, amigos y conocidos de su país, los narcos criollos intentan aislarse de las amenazas externas, aunque trabajan con diferentes grupos delictivos étnicos como puertorriqueños, colombianos y mexicanos.

Otras drogas. Aunque los narcos dominicanos se especializan en la distribución de heroína y cocaína, en menor medida también participan en el suministro de marihuana y metanfetamina, fentanilo y medicamentos controlados.
Además en Nueva York están intentando vender píldoras sintéticas producidas en Canadá, que están siendo demandadas en Estados Unidos.
Muertes. El informe de la DEA resalta un hecho ocurrido a principios del 2016 cuando un narcotraficante dominicano en Newark, Nueva Jersey, fue identificado como la fuente de suministro de heroína con fentanilo distribuida a traficantes callejeros en el este de Carolina del Norte que resultó en varias muertes por sobredosis.


COMENTARIOS