Doña Rosario, don Felucho y Tatico

Eusebio Rivera Almodóvar

El proyecto de Ley de Partidos, algo así como una nueva Ley Electoral, se ha mantenido en la palestra pública por la discusión sobre las primarias abiertas o cerradas. Aparentemente motivada por este hecho, el 4 de octubre en curso, la señora Rosario Espinal escribió para HOY un artículo titulado “Ley de Partidos: ¿y el dinero?” llamando la atención sobre la conveniencia de regular la contribución privada a los partidos para evitar el encarecimiento de las campañas, mantener el propósito no discriminatorio del financiamiento público que pretende eliminar la relativa ventaja de quienes, con mayores posibilidades de ganar, consiguen más dinero privado y la utilidad de conocer entidades o individuos donantes exigiendo a los partidos una relación oficial de los mismos.
El mismo día 4 de octubre en curso, don Felucho Jiménez, miembro del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) fue entrevistado en el Tele matutino 11 por Ramón Núñez Ramírez y Jacqueline Morel y, entre otras verdades, dijo que los partidos políticos tenían una “competencia por la falsedad”, que los padrones partidarios no son confiables, que era soñar pretender publicar nombres de donantes privados; repitió aquello de que cualquiera puede tomarse “selfies” con candidatos que desconocen sus antecedentes y, lo más impresionante, fue su “descubrimiento” de que en nuestro país la política es un negocio.
Tatico Henríquez, glorioso merenguero típico dominicano, entonaba la estrofa: “Es una facilidad, el pintar una paloma; pero la dificultad, pintarle el pico y que coma”. Los partidos y sus líderes seguro se pondrán de acuerdo en pintar la paloma con las primarias, pero con el financiamiento sería como pintarle el pico y que coma.


COMENTARIOS