Donald Trump saluda regreso de estadounidenses detenidos en Corea del Norte

Presidente de Estados Unidos, Donald Trump/AP
Presidente de Estados Unidos, Donald Trump/AP

WASHINGTON. — Tres estadounidenses detenidos en Corea del Norte durante más de un año están de regreso a Estados Unidos con el secretario de Estado Mike Pompeo, anunció el miércoles el presidente Donald Trump. Esta es la señal más reciente del mejoramiento de relaciones entre ambos países, que desde hace mucho son adversarios.

Trump hizo el anuncio en Twitter, diciendo que Pompeo estaba “en el aire”, “con los 3 maravillosos caballeros que todos están ansiosos de conocer”. El presidente, quien había estado dando señales de una inminente liberación, dijo que recibiría a Pompeo y los liberados en la Base Andrews de la Fuerza Aérea a las 2 de la madrugada (0600 GMT) del jueves.

La liberación ocurrió mientras Pompeo visitaba Corea del Norte el miércoles para finalizar planes para una cumbre sin precedentes entre Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un. Trump dijo que Pompeo tuvo una “buena reunión con Kim Jong Un” y agregó: “Fecha y lugar establecidos”.

Corea del Norte había acusado a Kim Dong Chul, Kim Hak Song y Tony Kim, todos estadounidenses de origen coreano, de actividades en contra del estado pero sus arrestos fueron ampliamente percibidos como estrategia política y agravaron la difícil relación entre Washington y Pyongyang debido a las armas nucleares del régimen de Kim.

 Kim Dong Chul, centro, ciudadano estadounidense detenido en Corea del Norte, siendo escoltado hacia su juicio en Pyongyang, Norcorea. (AP Foto/Kim Kwang Hyon, Archivo)

Kim Dong Chul, centro, ciudadano estadounidense detenido en Corea del Norte, siendo escoltado hacia su juicio en Pyongyang, Norcorea. (AP Foto/Kim Kwang Hyon, Archivo)

La familia de Tony Kim agradeció a todos los que trabajaron para que regresara a casa y también agradeció a Trump por comunicarse directamente con Corea del Norte.

“Más que nada, agradecemos a Dios por el regreso seguro de Tony”, dijo la familia en un comunicado, y exhortaron a la gente a seguir orando “por el pueblo norcoreano y por la liberación de todos los que siguen detenidos”.

Los tres estuvieron detenidos por diferentes períodos, entre uno y dos años. Son los últimos de una serie de estadounidenses que han sido detenidos en el Norte en los últimos años por lo que parecen ser delitos menores y generalmente han sido puestos en libertad cuando funcionarios de Estados Unidos o líderes políticos fueron en persona para abogar por ellos.

El último estadounidense que fue puesto en libertad antes de esto, el universitario Otto Warmbier, murió en junio del 2017, días después de que fue repatriado a Estados Unidos con graves daños cerebrales.

Las autoridades norcoreanas arrestaron a Warmbier en enero del 2016 por robar un afiche de propaganda y fue sentenciado a 15 años de prisión con trabajo duro. Sus padres han presentado una demanda por muerte por negligencia, acusando al gobierno norcoreano de torturar y matar a su hijo.

Kim Dong Chul, quien nació en Corea del Sur, es de los tres últimos el que estuvo más tiempo preso. En abril del 2016, fue sentenciado a 10 años de prisión con trabajos forzados tras ser hallado culpable de espionaje. Se reportó que estaba a cargo de una empresa de servicio hotelero y comercio en Rason, zona económica especial en la frontera norcoreana con Rusia.

Los otros dos detenidos no habían sido procesados en tribunales.