Donald Trump se muestra optimista tras sus reuniones en China

El presidente de EE. UU. Donald Trump y la primera dama Melania Trump llegan a la cena estatal con el presidente de China Xi Jinping y la primera dama de China, Peng Liyuan, en el Gran Palacio del Pueblo en Beijing, China, China, jueves 9 de noviembre de 2017. (Thomas Peter / Foto de la piscina a través de AP).
El presidente de EE. UU. Donald Trump y la primera dama Melania Trump llegan a la cena estatal con el presidente de China Xi Jinping y la primera dama de China, Peng Liyuan, en el Gran Palacio del Pueblo en Beijing, China, China, jueves 9 de noviembre de 2017. (Thomas Peter / Foto de la piscina a través de AP).

BEIJING. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, criticó las “muy desequilibradas e injustas” relaciones comerciales entre Washington y Beijing, aunque no llegó a criticar al presidente de China, Xi Jinping, señalando que no culpa al país por aprovecharse de Estados Unidos.

En declaraciones tras el anuncio de nuevos acuerdo comerciales entre empresas de ambos países, Trump dijo que Estados Unidos y China “deben abordar de inmediato las injustas prácticas comerciales que impulsan” el déficit comercial, así como las barreras de mercado, transferencias forzosas de tecnología y el robo de propiedad intelectual. “Pero no culpo a China”, añadió.

“Después de todo, ¿quién puede culpar a un país por aprovecharse de otro país para beneficio de sus ciudadanos?”. Ante los aplausos, dijo: “Reconozco mucho mérito a China”. Trump hizo esas declaraciones en su segundo día de visita en China y tras largas reuniones con Xi.

El día incluyó anuncios sobre acuerdos entre compañías valorados en más de 250.000 millones de dólares, relacionados con ternera, gas natural líquido, piezas de automóvil y motores de avión fabricados en Estados Unidos.

Estas firmas de contratos son un elemento dijo en las visitas de líderes extranjeros a Beijing y pretenden combatir las quejas extranjeras sobre las políticas comerciales chinas. Muchos de los contratos firmados el jueves parecían referirse a compras que fabricantes chinos de celulares, aerolíneas y otros clientes habrían hecho de todos modos, aunque su firma se programó durante la visita de Trump.


COMENTARIOS