Dónde comer. Un pedacito de la India en Santo Domingo

U

La experiencia empieza en la puerta. Te reciben con una bandeja con flores, fuego e incienso. De inmediato te hacen un punto en la frente con cúrcuma (se llama bindi) y te dicen “bienvenido”.

Es la particular bienvenida al restaurante Jeeva, especializado en la cocina tradicional del sur de la India, en el sector de Gazcue. Se trata de un ritual que se hace en ese país.

Ubicado dentro de un ashram (casa donde viven los swami, especie de monjes hindúes) es un lugar diseñado con los rasgos característicos de las costumbres de la India.

El sonido del agua cayendo, el olor a incienso y la música hindú de fondo, son cómplices del lugar para que vivas una experiencia única.

La dominicana Marcelle D’Alessandro, quien junto al swami Rajarishishiva (procedente de la India), son los propietarios del centro. Idearon el restaurante para buscar un modo de reunir fondos para los programas que realizan en el ashram.

La experiencia. A los comensales se les pone un platón cubierto de hojas de plátano, con varios alimentos. “Esta comida se basa en los “rasas”, que son los sabores para poder balancear el cuerpo, porque los sabores están asociados con los diferentes elementos del cuerpo”, explica Marcelle.

“Tenemos varios objetivos: que los dominicanos conozcan la comida tradicional del Sur de la India, que se conoce como comida ayurvédica. Una cocina sumamente saludable, hecha con los conceptos de la ayurveda, que es el balance de los alimentos del cuerpo”, señala.

Buscan, además, que los dominicanos aprendan cómo comer sano, sin la necesidad de disponer de mucho dinero.

Un desayuno típico de la India. Incluye platos a base de harinas integrales, arroz, especias, papas...

Un desayuno típico de la India. Incluye platos a base de harinas integrales, arroz, especias, papas…

La experiencia permite que un plato delicioso también sea saludable. Todo se hace con materiales de la India. La comida es a base de aceite de coco prensado en frío, ghee (mantequilla clarificada) y aceite de ajonjolí. “Tratamos de hacer la comida más auténtica posible”, agregó D’Alessandro.

Como es un espacio pequeño, trabajan con reservaciones, con mínimo cinco o seis personas, en horario de 12:30 meridiano a 2:30 de la tarde, y de 7:00 a 9:00 de la noche, de lunes a sábado.

El centro. Los ashram son sitios de tranquilidad, “donde las personas vienen a curarse del estrés o enfermedades. Ha habido más de 300 personas que se han sanado de diferentes enfermedades. Las respuestas son 100 % positivas”, asegura Marcelle.

Hacen yoga e imparten diplomados de cocina ayurvédica. El tercero iniciará el 18 de este mes. Información en 809-685-7432.


COMENTARIOS