Dos elecciones en 3 meses podrían resultar traumáticas

teofilo-quico-tabar

En más de una ocasión he tratado de llamar la atención de que dos elecciones en un período de tres meses como está consignado para el año 2020, luego de la última enmienda a la Constitución, podrían resultar traumáticas. Razón por la cual, el momento actual podría resultar sumamente beneficioso, si los actores, sobre todo los partidos, la Junta Central Electoral y el Congreso, se emplean a fondo y le dedican el tiempo necesario a estudiar todos los pormenores, al margen de premuras, presiones o conveniencias particulares.
Celebrar elecciones municipales en febrero del 2020 para luego de tres meses, o sea, en mayo, celebrar otras elecciones presidenciales y congresuales, aunque luzca bonito, podría no ser fácil de ejecutar. Es por lo que insisto, que todavía hay tiempo suficiente para recapacitar, estudiar y determinar, sin que ello signifique torcerle el brazo a algún grupo o sector, si resultarían convenientes y practicables, o que el remedio resulte peor que la enfermedad.
He sugerido que las elecciones municipales podrían efectuarse de manera escalonada. Esto es, que no sea necesario envolver, dos veces en un período de tres meses, al país entero en procesos electorales, y que se programen por etapas. Regional o provincialmente. Lo que podría resultar beneficioso desde todos los puntos de vista, pero sobre todo, para darles mayor participación a los munícipes locales, al margen de los arrastres que provocan las elecciones en sentido general.
Los problemas municipales de cada localidad tienen sus propias características. Y si se realizaran de forma escalonada, no solo cada localidad pondría más interés en sus candidatos y propuestas, sino que la Junta Central y los partidos podrían dedicarle más tiempo a la preparación y escogencia de sus candidatos. Podrían dedicarle mayor atención a dichos procesos y resultaría beneficioso desde todos los ángulos, pero sobre todo, logísticos, administrativos, económicos y de supervisión
El método de elecciones municipales escalonadas tiene además la virtud de que, bien podrían efectuarse sin que afecte las actividades de las comunidades colindantes. Pues si se establecieran elecciones en dos o tres provincias de cada región a la vez, y cuando hablo de provincias me refiero a los diferentes municipios que la conforman, no entorpecerían las actividades de las provincias y municipios colindantes, que ya celebraron sus procesos o que todavía no las han realizado.
Invito a la Junta Central Electoral a que, luego de ponderar esta propuesta, si no es que ya la han estudiado, convoque a los partidos y lo exponga ante el Congreso, a fin de que se analicen los diferentes puntos de vista. Lógicamente, habría que establecer un programa de fechas o cronograma, según el método que se determine.
Un aspecto que también habría que tomar en consideración es el relativo al tiempo que durarían las actuales autoridades municipales en sus cargos, puesto que, partiendo del método de programación escalonada, y de las fechas asignadas para tales fines, en este caso particular, unos durarían unos meses más que los otros, pero en lo sucesivo, tendrán los mismos 4 años de ejercicio.


COMENTARIOS