Dos niños mueren calcinados dentro de su vivienda

casa quemada

La Policía Nacional informó este jueves que dos niños murieron calcinados al incendiarse su vivienda.

La institución dijo que los infantes fallecidos son Luis Ángel Gerónimo Pérez, de tres años y siete meses, y Brayan Gerónimo Pérez, de un año y 10 meses, a causa de quemaduras de tercer y cuarto grado de superficie corporal, según el diagnóstico del médico legista actuante.

Los infantes eran hijos de Josefina Pérez Ortiz y Pedro Gerónimo Lara, y la primera declaró a los investigadores que luego de preparar el almuerzo para su esposo e hijos, y el padre  jugó con los infantes por unos minutos y luego se dirigió hacia su trabajo.

Dijo que ella y una amiga llamada “Arelis”, quien reside cerca de su vivienda ubicada en la calle primera en una finca de Nueva Esperanza de Pueblo Nuevo, en Baní, se quedaron dentro de la casa hasta el momento en que una vecina de nombre “Martha” se presentó a pedirle que le hiciera unos rolos en la cabeza, pero en su residencia, manifestándole que no podía dejar solo a su esposo debido que se encontraba enfermo.

Fue de esa manera que Josefina se fue hacia la casa de la Martha, donde minutos después se presentó otra amiga también conocida como “Arelis”, quien le avisó que su casa se había incendiado.

La madre de los infantes recordó que la posible causa del siniestro fue haber dejado encendido el horno hecho de goma.
Dijo que próximo al citado horno habían unos palos de madera y de cuaba, por lo que presume que el fuego se expandió más rápido, y dejó a sus hijos encerrados en la casa con candado por temor a que se los fueran a robar, por lo que ahora se encuentra detenida para fines de investigación.


COMENTARIOS