Economía dominicana registró un crecimiento de 6.8% en noviembre

789

La economía dominicana registró un crecimiento de 6.8% en el mes de noviembre, 1.9% más que en octubre, cuando fue de 4.9%. El aumento es atribuido al impacto positivo de las medidas de flexibilización monetaria implementadas por la Junta Monetaria a partir del primero de agosto del presente año.
De acuerdo al último informe del Banco Central, la tendencia-clico Indicador Mensual de Actividad Económica (IMAE) registró una expansión anualizada de 5.5% en noviembre, consolidando la senda creciente de este indicador luego del punto de inflexión que se generó en el mes de agosto, en respuesta a las medidas monetarias de corte expansivo y a una política fiscal más activa durante la segunda mitad del año, las cuales han contribuido a dinamizar el consumo y la inversión.
El documento explica que los resultados del presente año muestran un crecimiento acumulado de la economía de 4.2% para el periodo enero-noviembre 2017, proyectándose que el dinamismo continúe en el mes de diciembre, lo que resultaría en un aumento del producto interno bruto (PIB) real en torno a 4.5 por ciento para el cierre del presente año.
Destaca que las actividades que más contribuyeron al crecimiento acumulado de 4.2% en enero-noviembre 2017 fueron servicios financieros (6.1%), agropecuario (5.9%), hoteles, bares y restaurantes (5.4 por ciento), zonas francas (5.2%), transporte y almacenamiento (4.8%), actividades inmobiliarias y de alquiler (3.7%), comunicaciones (3.5%), construcción (3.2 por ciento) y manufactura local (3.0%).
Además, resalta que el sector construcción exhibe una tasa de crecimiento promedio en torno al 11.0% en el periodo agosto-noviembre, luego de haber experimentado una contracción en el segundo trimestre del año, recuperación que ha permitido que el crecimiento acumulado enero-noviembre se ubique en 3.2 por ciento.
En cuanto a la Política Monetaria, indica que la decisión más trascendente del año fue la disminución en 2.2 puntos porcentuales del encaje legal y la reducción de la Tasa de Política en 50 puntos básicos, de 5.75% a 5.25%, en julio 2017.
Indica que esa medida, conjuntamente con otras, estuvo sustentada en los cambios en las condiciones macroeconómicas registradas en el segundo trimestre del año, particularmente un choque adverso en la demanda interna que se combinó con presiones inflacionarias menores a las previstas, así como un amplio análisis del balance de riesgos en torno a las proyecciones de inflación en el horizonte de política.

Agrega que los resultados de estas medidas de flexibilización también se han reflejado en los agregados monetarios y los préstamos al sector privado en moneda nacional, que exhiben un aumento cercano a RD$55 mil millones en los cinco meses transcurridos desde la adopción de las medidas, lo que ha permitido un crecimiento interanual de los préstamos privados de 11.8 por ciento al 22 de diciembre.

Añade que en este escenario de menores tasas de interés, la decisión de la Junta Monetaria de reducir el encaje legal en 2.2 puntos porcentuales ha tenido a su vez un efecto multiplicador sobre el crédito, reflejándose en un incremento mensual promedio de los préstamos privados superior a los RD$10 mil millones desde el primero de agosto.
Destaca, además, que el aumento del crédito privado en los últimos cinco meses incluye los recursos desembolsados del encaje legal, que a la fecha alcanzaron RD$20,026 millones, equivalentes aproximadamente a un 84% del total liberado por la Junta Monetaria, quedando pendientes por desembolsar del encaje legal unos RD$3,597 millones que serán canalizados al sector privado durante los próximos meses.
Entre otros indicadores, el informe del Banco Central resalta que la inflación acumulada es de 3.20% al mes de noviembre y se proyecta cerraría el año en torno al valor central del rango-meta de 4%±1%.
En tanto, las reservas internacionales alcanzarían los US$6,700 millones al cierre de 2017, equivalentes a 4.4 meses de importaciones.
Asimismo, señala que como reflejo de la estabilidad cambiaria mostrada durante el año 2017, la depreciación nominal acumulada se espera finalice en torno a 3.2% con respecto al 31 de diciembre de 2016.
También que los billetes y monedas emitidos, denominado dinero de alto poder, pasaron de una contracción de -1.4% en mayo a un crecimiento interanual de 9.6% en noviembre.
Indica que este comportamiento se ha reflejado en una dinamización del Medio Circulante (M1), al pasar de un crecimiento de 0% al cierre del primer semestre a una expansión interanual de 11.0% en noviembre.
Puntualiza que los datos de diciembre muestran niveles de liquidez cónsonos con el aumento estacional de la demanda de dinero al final del año asociado a las festividades navideñas.