Ecuador llora muerte periodistas; lanza acción militar

A1

Ecuador confirmó ayer el asesinato en cautiverio de los dos periodistas y el chofer del diario El Comercio secuestrados el 26 de marzo, y lanzó acciones militares en la frontera donde fueron secuestrados por rebeldes disidentes colombianos.
La noticia enmudeció a Ecuador, que nunca había sido víctima con tanta crueldad de la violencia derivada del narcotráfico que enfrenta Colombia.
Visiblemente dolido, el presidente Lenín Moreno le anunció al país desde un salón de crisis: “Tenemos información que confirma el asesinato de nuestros compatriotas”. Varios reporteros estallaron en llanto.
En la sede de gobierno decenas de personas, en silencio, dejaron flores sobre una tela blanca con el rostro de las víctimas.
El mandatario decretó duelo nacional por cuatro días y ordenó bajar la bandera a media asta. “Me duele en el alma. Yo quiero que cojan a este señor (que hizo esto) y le den la pena máxima”, dijo sollozando Rosa Villacrés, una ama de casa de 55 años. Moreno se dirigió a un país consternado tras cumplirse el plazo de 12 horas que le dio a los captores, un frente disidente de la guerrilla de las FARC comandado el ecuatoriano Walter Artízala, conocido como Guacho, para que entregaran pruebas de vida de los rehenes.