EDADISMO DISCRIMINACIÓN HACIA LOS MAYORES

Muchos adultos mayores son discriminados y no son respetados por las personas de menos edad.

Debido al estilo de vida que llevan las personas de este tiempo, llegar a viejo es un privilegio que, lamentablemente muy pocos aprecian. Y es que pareciera que al alcanzar cierta edad, la gente pierde sus méritos, y es como si la experiencia ya no sirviera de nada.
Con frecuencia puede observarse cierto rechazo hacia las personas mayores, quienes en ocasiones son víctimas de discriminación por parte de los demás. Esta acción es conocida como edadismo, y no es más que las actitudes negativas acerca del envejecimiento.
La antropóloga social Tahira Vargas explica que el edadismo es un tema de sensibilización occidental, donde lo que se resalta como bonito es la belleza física o la juventud.
“A diferencia de otras culturas, como la indígena, que exalta la vejez como fuente de sabiduría (incluso, en muchas tribus indígenas, los ancianos son los que sustentan la figura de poder y hay consejos de ancianos, que son los que dictan las órdenes)”, señala.
Vargas indica que se trata de una forma de pensar propia de la estructura del sistema capitalista, en el que se exalta la productividad. En el mismo, cuando un ser humano es productivo, es considerado como el que aporta y a la vez es percibido como el que tiene más valor.
“Aquí a las personas se les educa para producir, para que aporten en términos económicos. Y en el momento en que dejan de aportar, se les discrimina y se les excluye”, asegura la experta.
Esta forma de pensar es frecuente en muchas empresas, al punto de que cuando una persona pasa de los 40 años, difícilmente se le contrata más que como un guardia de seguridad. “Es una visión totalmente capitalista y sostenida en ver al ser humano como objeto, como una máquina de producción”.
La reconocida antropóloga dice que como la juventud se promueve como belleza, existen estereotipos estandarizados (basados en una actitud blanca-europea) “y quien no entra en ellos, casi siempre es considerado feo”.
Además “hay muchas empresas que viven de la venta de esos estereotipos de belleza. Por ejemplo, la cosmética, que mueve mucho dinero alrededor de productos como tintes, maquillaje, cremas para las arrugas, cirugías, estéticas… todo para retrasar el envejecimiento, que se ataca como si fuera una amenaza a la felicidad. A la gente le preocupa llegar a vieja, esto les causa mucho estrés, y más a las mujeres”, apunta Tahira Vargas.
Análisis de la OMS. La Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo un análisis en el cual se comprobó que las actitudes negativas o discriminatorias hacia las personas mayores están muy extendidas y son perjudiciales para su salud física y mental de quienes pertenecen a ese grupo de edad.
En el análisis se explica que las personas mayores que se ven como una carga para los demás pueden llegar a pensar que su vida tiene menos valor y, como consecuencia, son más proclives a la depresión y el aislamiento social.
“El envejecimiento de la sociedad puede ser positivo si conservamos mejor la salud con la edad, pero para ello debemos desprendernos de los prejuicios contra las personas mayores. El edadismo puede adoptar muchas formas, explica: “Lo vemos en los medios de comunicación, cuando presentan a los ancianos como personas frágiles, dependientes y alejadas de la realidad; en algunas prácticas discriminatorias, como la limitación de los servicios sanitarios que se presta a las personas mayores, y en políticas institucionales, como la jubilación obligatoria a determinada edad”, señala Alana Officer, coordinadora del Departamento de Envejecimiento y Ciclo de Vida de la OMS.
El mismo análisis indica que las políticas que imponen límites de edad, como el establecimiento de una edad de jubilación obligatoria, no tienen en cuenta que las personas mayores tienen una gama amplia de aptitudes, y se basan en el supuesto de que todas son iguales.

Lucha contra el edadismo. En mayo del año pasado, la Asamblea Mundial de la Salud pidió a su directora general que llevara a cabo una campaña mundial para luchar contra la discriminación por motivos de edad y aplicara la Estrategia y el Plan de Acción Mundial sobre el envejecimiento y la salud.
La OMS pidió en 2016 a sus asociados y Estados miembros luchar contra este fenómeno con acciones como pedir a los responsables políticos que le representan que den apoyo a esta iniciativa; organizar eventos sobre el edadismo e invitar a sus colegas a participar en ellos y publicar mensajes en las redes sociales, en los cuales se comparta o renvíe los infográficos, los GIF y otros contenidos de la OMS sobre el envejecimiento saludable que están disponibles en su página.


COMENTARIOS