EDENORTE suspende servicio en comunidades que siguen inundadas

Brigadas trabajando

SANTIAGO.- EDENORTE Dominicana informó que, como medida de precaución, se ha visto en la necesidad de suspender el servicio eléctrico en algunos lugares que aún se encuentran inundados, por las lluvias provocadas por el huracán María, que provocaron desbordes de ríos.

La empresa dijo que se tomó esa medida como prevención y que restaurará la energía eléctrica tan pronto desaparezcan dichas inundaciones, las que afectan alrededor de 3 mil, 635 clientes.

Ayer se hizo necesario que EDENORTE sacara de servicio el ramal que alimenta las localidades noroestanas de Guayubín y El Pocito, debido al difícil acceso a las zonas que se hallan afectadas por las riadas.

Entre esos lugares figuran Loma de Castañuelas, Palo Verde, Guayubín, El Pocito, Magdalena, La Yegagüita Cerro Gordo y Plantaciones del Norte, en la provincia Montecristi, así como Hato Nuevo, provincia Valverde.

Brigadas -inundaciones

La situación de esas comunidades de la Línea Noroeste se suman a otras dificultades similares provocada por el huracán María el pasado jueves en una apreciable cantidad de pueblos de la zona norte del país.

Las dificultades afectan a los poblados de Imbert, Sosúa, Sánchez, Tenares, Nagua, San Francisco de Macorís, Pimentel, Samaná, Villa Rivas y Río San Juan, además del distrito municipal de Pedro García, en Santiago.

En esos lugares también EDENORTE ha suspendido el servicio eléctrico, especialmente porque las inundaciones impiden que sus brigadas lleguen a sitios donde se detectaron averías, de manera fundamental por postes rotos, ramales averiados y colapso de transformadores.


COMENTARIOS