Edilí: “Lo más maravilloso que me ha pasado es haber incursionado en el teatro”

Con más de veinticinco años de carrera, la cantante y actriz Edilí sigue transmitiendo el mismo amor, pasión y entrega en los escenarios. Está de vuelta en escena con el monólogo “Cómo despertar un Amante”, el cual se está presentando en la Sala Ravelo del Teatro Nacional los fines de semana desde el 1 hasta el y el cual ha recibido muy buenas críticas en sus primeras funciones.

¿Cómo describe este monologo?
“Cómo Despertar un Amante” es un texto que lo tiene todo. Es ironía, es cinismo, amor, desamor, un texto intenso pero a la vez amoroso. El autor, Roberto Lumbreras, lo define como un poema dramático, como que la protagonista dentro de ese poema es la voz, por los cambios de intenciones, por lo matices, por los colores que hay que darle a la voz para que el público se mantenga identificado con cada una de las acciones que ella hace en el escenario.

¿Quienes participan en la dirección?
En la dirección esta Niurka Mota, que es la primera vez que trabajo con ella como directora y fue quien me presentó esto para que lo lea y luego yo le hice la adaptación. En las luces esta Bienvenido Miranda y en la escenografía, Fidel López. Tenemos un buen equipo y hemos cuidado todos los detalles para que el público disfrute de un buen espectáculo. Hemos tenido buenas críticas y el público ha sido muy receptivo. El monólogo dura una hora.

¿Por qué prefiere los monólogos?
Bueno, me gustan los monólogos. Compartir en el escenario con otras actrices y actores, es súper interesante, divide el texto, disfrutas, la pasas súper bien. Pero entonces, en este caso por ejemplo, en el que estoy trabajando, para mí lo ideal era un monólogo, porque puedo ajustar mi tiempo de ensayo a mi tiempo en el trabajo. Es más difícil cuando estás con mas personas ponerse de acuerdo con los horarios. Pero además, me gusta el reto, me siento muy confiada en el escenario, me he sentido muy bien y sobre todo cuando se encuentra un buen texto.
Cuando hago monólogos el esfuerzo es fuerte, pero al fin y al cabo, no solo hay que ensayar, sino revestirse de una gran concentración. Es una gran responsabilidad y debo entregarme para poder transmitirle al público lo que estoy diciendo, porque estoy sola en escena, y cuando estas solo en escena, que nadie te ayuda, tienes que tener concentración, entrega, responsabilidad y transmitir tu, sola, con tus movimientos, intenciones y tu voz todo lo que el público quiere ver.

¿Qué prefiere Edilí, el canto o la actuación?
Cada uno tiene su lado interesante. El canto yo pienso que es menos esfuerzo, quizás en cuanto a la entrega. Cuando haces una obra, tienes que durar tres meses ensayando y cuando haces un concierto, ensayas máximo diez veces, pero el teatro implica más esfuerzo, mas dedicación.

¿Qué tiene que tener un texto para que a usted le guste?
Tiene que tener contenido, aunque sea ligero, o una comedia que tenga contenido, que el público que va a verlo se vaya para su casa aunque sea con una frase de ese trabajo que tú estás presentando, que pase por tu vida sabiendo que realmente pasó. El texto que le deja algo a ese público que compra una boleta, que se molesta en ir al teatro y que dura ese tiempo viendo la presentación, para que se lleve un contenido interesante, que lo disfrute y lo recuerde.

¿Cuál ha sido el monologo que mas satisfacción le ha dado?
Tengo dos monólogos que me han marcado, el primero que hice “Diatriba de Amor Contra un Hombre Sentado”, de Gabriel García Márquez, por ser mi primer monólogo y por ser ese trabajo que presenté durante un mes, la primera vez en la sala Ravelo y todas las críticas fueron positivas. Con este, obtuve la primera nominación en los premios soberanos, y el otro, es “Yo Soy Minerva”, sobre la vida de Minerva Mirabal. Ese monologo me hizo sentir bien por el personaje que representaba. Estuvieron ahí, sentados en primera fila, su hermana, sus nietos. Porque yo nací en Ojo de Agua, Salcedo y tenía ese compromiso por la buena relación que tengo con la familia, ese compromiso por ese me marco, además con ese monologo obtuve el premio como mejor actriz del año, y como producción y dirección del año, fue un trabajo completo, en el que yo siempre pienso que hay un antes y un después de Edilí con este monólogo.

¿Qué papel juega su esposo en su trayectoria profesional?
Cuando empecé a cantar, lo hice por él, “fue el Cristóbal Colón que me descubrió”. Cuando me casé, estudiaba derecho y cuando me gradué ya estaba involucrada en el canto, fue él quien me motivo, el arte llegó a mi vida sin andarlo buscando tanto el canto como el teatro sin haberlo estudiado siquiera.

Proyectos futuros…
En este momento estoy preparando
un compendio de mis mejores canciones con algunas canciones nuevas. Ya Armando Olivero tiene todo listo. Hemos cambiado voz a algunas canciones que fueron de las primeras canciones que grabé. Los tiempos han cambiado, las emisoras, el género, el público por supuesto demanda
otras cosas, pero siempre quedan personas
de mi generación que le gustaría escuchar
esas canciones y esas baladas.