Back to Top

Menú secundario

La delincuencia es un fenómeno que crece en la sociedad dominicana. Nadie se atreve a negarlo, ni siquiera quienes prefieren que no se hable de ese tema porque sus negocios peligran. Y junto con la delincuencia, la violencia se desarrolla en unos niveles y con unas habilidades que sus atrocidades nos conmueven y nos asustan. La Policía Nacional, hemos dicho en estos días, ha sido infiltrada por delincuentes que ejercen de policías y que salen a las calles uniformados para camuflar sus fechorías. Los ejemplos están ahí por montones. Por esto, en la Policía nadie niega hoy en día la necesidad de una reforma. Pero hacen poco por promoverla, porque importantes figuras de su cúspide temen ver rodar sus privilegios. ¿Quién o quiénes entonces están llamados a darle al país una institución que esté en condiciones de hacer su trabajo y garantizar la tranquilidad que los ciudadanos necesitan?
Sin dudas que le toca al Poder Ejecutivo desempeñar ese rol y, sobre todo, al jefe del Poder Ejecutivo y de toda la administración pública, de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, el ciudadano Presidente de la República. Solo el presidente Danilo Medina Sánchez, si quisiera, tiene el poder, las garras y la influencia necesarias para determinar, sin más, el inicio de un cambio profundo y planificado en la institución del orden. De lo contrario, tal y como ha estado sucediendo año tras año, seguiremos bailando esta peligrosa danza de robos, asaltos, crímenes, tráfico de drogas, de personas y de armas.
Cuando el licenciado Medina Sánchez tomó posesión como Presidente de la República, el 16 de agosto del 2012, prometió solemnemente a la nación hacer una Reforma Integral de la Policía Nacional, porque él quería, dijo, “una nueva Policía para nuestro país, una Policía moderna, en la que se respete el escalafón y el mérito”. Y dijo más: “Mejoraremos los salarios y los servicios de seguridad social a nuestros agentes, tal como les prometí durante la campaña”. El nuevo Presidente ofertó, igualmente, mejorar el equipamiento y la formación policial.
Hasta ahora y de manera tardía solo algunas de esas iniciativas han sido empezadas. Hace falta ir al concón de la cuestión, agarrar el toro por los cuernos, pelarle el rabo al marrano. La sociedad dominicana necesita poner un freno definitivo a la escala de delincuencia y violencia. Solo el Presidente de la República puede iniciar ese proceso. Ojalá lo haga. La cantinela de la delincuencia como fenómeno multidisciplinario vendrá después.

Publicidad

Publicidad

Lo peor que ocurre en la sociedad dominicana en materia de delincuencia y violencia es que la Policía Nacional, legalmente la institución llamada a proteger a los ciudadanos y las propiedades públicas y privadas, ha pasado a ser parte del problema. En otras palabras, los dominicanos han dejado de confiar en una Policía en la que todos debemos tener fe sin duda de ninguna esp...

Los mensajes y las monsergas no son útiles para combatir la violencia social y la delincuencia que siembran terror y miedo en los principales cascos urbanos del país. Hay que hacer un ejercicio un tanto más pretencioso e ir más allá, sobre todo con la intención de adentrarnos en la radiografía de estos males sociales. Pongamos el caso de las motocicletas. Estas consti...

La alegría de los colombianos

Por Hoy
25 junio, 2016

Cuando un conflicto armado interno, llámese como se llame, tiene más de 50 años, dos cuestiones saltan a la vista: 1) el sector oficial ha sido incapaz de vencer el levantamiento, y 2) el sector contestatario no ha podido vencer al ejército regular. Es decir, dos imposibilidades que, en el ejemplo de los enfrentamientos del ejército de Colombia y las Fuerzas Armadas Revo...

Un reclamo por la equidad

Por Hoy
24 junio, 2016

La discusión para un pacto fiscal tiene que incluir todas las opciones que le son inherentes: crear, reducir o eliminar impuestos; crear o reducir gastos o inversiones. La meta harto difícil sería conciliar intereses diametralmente opuestos. El impuesto es por difinición algo que va contra la voluntad de quienes deben pagarlo, aun cuando en teoría sea para devolverlo en o...

Es un empeño que tiene su lado bueno: crear leyes, las que efectivamente deben regir a las sociedades. Desafortunadamente , uno de los males mayores de República Dominicana es la falta de voluntad para acogerse a su infraestructura legal. Las tenemos para todo y se idean una y otra vez para luego, en muchos casos pisotearlas. Las dudas sobre el Código Procesal Penal il...

Opción que debe permanecer

Por Hoy
22 junio, 2016

Los progresos de la ciencia médica son excluyentes. Las medicinas y procedimientos de última generación resultan muy costosos y los seguros del sistema suelen jugar a la menor cobertura que les permitan. En lo que se alcanza una protección universal a sectores sociales con la plena vigencia de un régimen subsidiado, los pacientes afectados por enfermedades catastróficas o cró...

Preocupación llega más lejos

Por Hoy
21 junio, 2016

Lo que un gobierno haga con el dinero que recauda es ciertamente del mayor interés de los contribuyentes, como bien apuntó antier el Presidente Danilo Medina, entendiéndose que está consciente de que el escepticismo respecto a la forma de gastar del Estado siempre se hace presente. A través del tiempo se han dado motivos de sobra para ello, considerándose que el secto...

Cuidar recursos y forma de gastar

Por Hoy
20 junio, 2016

Se justifica, siempre que se haga con prudencia, que el país recurra al endeudamiento externo e interno. Es lo normal en todo el mundo. Pero da la impresión de que el Estado no recurre al crédito para reforzar sus ingresos normales y cumplir metas esenciales, sino para proyectar una imagen de suficiencia y dinamismo realizador que crea muchos empleos, lo que electoralmente da...

Pendiente gastar más por el orden

Por Hoy
19 junio, 2016

Mucho se ha percibido en estos días que República Dominicana es un país insuficientemente atendido en vigilancia y persecución de la delincuencia. Se anunció un mayor patrullaje y voces de los barrios han preguntado: ¿Y esos policías adicionales, dónde están? Selectivamente en uno y otro punto del territorio nacional; pero la acción criminal diversa y los pillajes afloran p...

Con derecho a poner límites

Por Hoy
18 junio, 2016

Haití es un país estructuralmente fallido que genera muchos millones de individuos que emigran sin siquiera están reconocidos civilmente por su Estado que tampoco tiene respuestas para la demanda de empleos y servicios de salud a seres en desbandada. Ese vecino no ha logrado en mucho tiempo institucionalizarse para la permanencia y relevo de los gobiernos. Es anárquico y c...

Publicidad

Publicidad

En este país, las motocicletas participan en el 80% de los accidentes fatales y en el 80% de los crímenes. Son herramienta para muchos cabezas de familia que se ganan la vida transportando pasajeros, pero son también “arma de reglamento” de la delincuencia. Y aunque son estadísticas oficiales las que las estigmatizan con tanta dureza, aquí el Gobierno deja caer, por falt...

Una retranca para la inversión

Por Hoy
09 junio, 2016

Una de las virtudes de los tratados comerciales internacionales es el énfasis que hacen en la necesidad de simplificar y agilizar los trámites para facilitar el intercambio comercial. Con apego a esa exigencia, la República Dominicana ha avanzado notablemente para facilitar el comercio de la manera que está pautado en los tratados de que es compromisaria. Pero esto, que...

Evasión contra ingresos fiscales

Por Hoy
08 junio, 2016

Cualquier iniciativa para mejorar los ingresos tributarios tiene que partir de un aumento de la eficacia en las recaudaciones para reducir a mínimos razonables la evasión de ciertos impuestos. Primero hay que recortar significativamente el no pago del Itbis, que según portavoces del Gobierno ronda el 40%, y controlar una consecuencia derivada de esa situación y que afe...