Eficiencia energética

Las alzas repetidas de los precios de los combustibles, que se deben en parte a causas exógenas, pero también a exceso de rudeza fiscal, deben motivar la búsqueda de mayor eficiencia energética y una migración más acelerada hacia patrones menos costosos. Por lo pronto, los aumentos en los tipos de gasolina y gasoil, así como en el gas licuado de petróleo, son una amenaza para el sostenimiento de los bajos niveles de inflación, que es uno de los puntales más influyentes en el sostenimiento de la estabilidad económica.
A pesar de grandes cambios en la matriz energética que han reducido la dependencia de derivados de petróleo, todavía es alta la influencia de los combustibles fósiles en la producción de electricidad y el transporte de pasajeros y carga. Esa influencia hace inevitable que las alzas en las gasolinas, el gasoil y el gas licuado de petróleo impulsen a su vez aumentos en las tarifas de transporte de pasajeros y carga y en los precios finales de bienes y servicios de alta demanda.
Hay que intensificar la búsqueda de patrones energéticos ajenos a los hidrocarburos. Todavía mucha de nuestra electricidad se genera por medios de pobre rendimiento, como las plantas de emergencia, con altos costos del kilovatio. Tenemos que entender que la era del petróleo barato es cosa del pasado y debemos procurar sustituirlo.

Ahora el turno es del diálogo

Al doctor Wilson Roa le corresponde ahora demostrar cuan efectiva y fuerte puede ser la palabra para alcanzar un necesario entendimiento entre el Gobierno y el Colegio Médico Dominicano (CMD). Su triunfo arrollador en las elecciones de la entidad le otorgan el liderazgo necesario para emprender una ofensiva en la que el diálogo sustituya el arma de la huelga, que pretendiendo lesionar al Gobierno lo más que logró fue lastimar la precaria salud de la gente pobre privada de servicios médicos.
El Gobierno tiene ante sí a un interlocutor que se dice inclinado más hacia la concertación que a la confrontación. Eso debe relajar la rígida posición oficial frente al CMD. Ambas partes tienen la oportunidad de demostrar que hablando la gente puede entenderse y zanjar sus más agudas disputas.


COMENTARIOS