Ejecutivo del BID advierte que RD debe diversificar su oferta turística

Rogerio Bosso dijo que analizan oportunidades para la creación de

La República Dominicana no es solo sol y playa, sino que existen destinos ecoturísticos y otras potencialidades que se pueden explorar para beneficio del sector turismo, entiende Rogerio Basso, jefe de Turismo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) Invest.
Al participar en el Foro de la Asociación de Hoteles y Turismo de la República Dominicana (Asonahores), junto a funcionarios y representantes del sector privado del turismo, Basso señaló que debido a la revolución continua que tiene el sector a nivel mundial, el país tiene que lograr adaptarse para identificar cómo diversificar su oferta turística, no solo en los diferentes tipos de productos que ofrece, sino que también debe buscar atraer diferentes segmentos de mercados, tanto en productos de altos lujos como en el más económico.
“El país es más que sol y playa y la revolución continua que tiene el sector a nivel mundial no es una amenaza, pero hay que dar respuesta a ese cambio constante al cual hay que adaptarse como sector. El turismo de la RD ha tenido un crecimiento fenomenal, ha tenido un apoyo del Gobierno muy importante, pero aún se puede hacer mucho más, por lo que estamos presentes en el país”, destacó Basso.
Dijo que en el BID están completamente convencidos del impacto catalizador que tiene el turismo en la economía e informó que identifican en la RD muchas oportunidades para la creación de nuevos destinos y nuevas iniciativas que cambien un poco los paradigmas antiguos de como se hacía turismo en el país.
“Observamos al país como un todo, donde analizamos oportunidades en las zonas de Punta Cana, Santo Domingo y Puerto Plata”, precisó.
El representante del BID señaló que la iniciativa del plan de ordenamiento territorial da una confianza jurídica y legal a los terrenos, para asegurar que el inversionista extranjero cuente con las protecciones necesarias para hacer inversiones a largo plazo en el país.
“Es una iniciativa que nos parece importante continuar apoyando, para fomentar el crecimiento más acelerado de las inversiones extranjeras en el turismo local”, destacó.
Dijo que las tendencias estadísticas del turismo son muy favorables en el país, lo que continúa fomentando el crecimiento de la demanda y las inversiones extranjeras.
Inversión como estrategia. De su lado, el presidente de la Asociación de Hoteles y Turismo (Asonahores), Joel Santos, expresó que el impulso a la inversión en el sector turismo, local y extranjera, es un componente estratégico para mantener el crecimiento de la economía, por lo que la asociación que preside decidió lanzar el foro para promover la canalización de recursos hacia esta actividad productiva.
Citó que de acuerdo al estudio de Analytica, el impacto directo, indirecto e inducido del turismo representa el 22.3% del Producto Interno Bruto (PIB), casi uno de cada cuatro pesos, lo que evidencia el efecto multiplicador que tiene el sector para la economía.
“Entonces podemos concluir que para la República Dominicana es estratégico impulsar la inversión en un sector con tantas características, y este foro responde a esa necesidad”, señaló.
Meta de 10 millones. Al referirse a la meta de 10 millones de turistas, Santos advirtió que llegar a esa cifra va a requerir de unas 45,000 habitaciones hoteleras adicionales en los distintos polos turísticos del país, a lo que debe sumarse nuevas inversiones en otros segmentos del sector turístico que van más allá de la habitación hotelera, lo que se conoce como oferta complementaria.
Destacó que esta combinación de factores, plantea “la necesidad de coordinar las políticas públicas, integrando la visión del sector privado, que traiga como resultante una estrategia de desarrollo del sector, que responda a las necesidades de la inversión, en un ambiente global cada vez más competitivo”.
“Me refiero a políticas para impulsar el desarrollo de infraestructuras, recursos humanos y educación, ordenamiento territorial, política impositiva y de incentivos o competitividad, medio ambiente, promoción, seguridad ciudadana, seguridad jurídica, política energética, encadenamiento intersectorial, entre muchos otros factores que inciden sobre esta industria”, dijo.
Locomotora de la economía. El ministro de Turismo, Francisco Javier García, recordó que el sector turismo ha ido teniendo cada vez más un posicionamiento de la economía extraordinario, por lo que se ha convertido en la locomotora de la economía dominicana.
Reiteró que en el año 2000, en el mundo se movieron 674 millones de turistas y en 2016 se movilizaron haciendo turismo 1,235 millones de personas, lo que quiere decir que entre estos años el turismo creció 83%, pero que en el caso de la República Dominicana se creció un 100%.
Dijo que al mirarse en el marco de la competencia de 26 países que hacen competencia en el Caribe, de los siete de Centroamérica, al incluir Bélgica y Panamá, República Dominicana es hoy el que más divisas genera con el turismo.