El 90% aguas residuales domésticas no se tratan; plantas son infuncionales

El Gobierno construye una gran planta de tratamiento para cubrir parte de la zona norte de la capital.

El 90% de las aguas residuales domésticas generadas en el país no se tratan, lo que implica que diariamente vierten alrededor de 2.40 millones de metros cúbicos por segundo de líquido contaminante. Mientras gran parte de las plantas de tratamiento no funcionan y otras no cumplen con las normas de calidad.
Esta situación está descrita en el “Monitoreo de los Avances de País en Agua Potable y Saneamiento (Mapas)”, del Banco Mundial, elaborado por el ingeniero consultor Leonardo Mercedes Matos.
La publicación cita que para el año 2015 el país contaba con una capacidad de tratamiento de aguas residuales de 11.43 metros cúbicos por segundo (37.33% del caudal producido) en 80 plantas existentes, de las cuales solo 50 estaban en operación con capacidad de tratar 8 metros cúbicos por segundo.
Sin embargo, apenas se trataban 3.32 metros cúbicos por segundo, equivalentes al 10.52% del caudal de agua residual producido y al 34% del caudal captado, pero “39 de las plantas no cumplían con las normas de calidad en las descargadas establecidas por el Ministerio del Medio Ambiente”.
“Lo anterior significa que más de 27.50 m3/s (90%) de las aguas residuales domésticas generadas no se tratan, lo que implica que diariamente se agrede al medio ambiente con el vertido de alrededor de 2.40 millones de m3/s de aguas residuales sin tratar”, indica el referido estudio.
Saneamiento. La investigación indica que en lo que se refiere al saneamiento, el 84% de los hogares dominicanos tiene acceso a servicios mejorados, el 73% usa inodoros, el 24% letrinas y el 3%, no dispone de servicios adecuados para defecar.
Mercedes indica que este último dato convierte a este segmento poblacional en un blanco primario de la acción pública, “para así reducir la contaminación del medio ambiente, provocado por deficientes servicios de saneamiento”.
Señala que al atender estas necesidades se procura mejorar la calidad de vida de la población más vulnerable.
Rezago. El estudio cita que al 2014 habían 640,000 acometidas sanitarias conectadas a 37 sistema de alcantarillado urbanos existentes, con una extensión de redes de alrededor de 4,000 kilómetros, cubriendo al 25% de la población nacional (2.5 millones), pero de la que solo el 24% estaba conectado, quedando el 10% de la población urbana servida por redes, pero sin conexión a ellas.
Al 2015 el déficit de redes, que era de 7,500 kilómetros para cubrir la población urbana.
Al comparar la cantidad de acometidas sanitarias con las de agua potable, Mercedes señala que el rezago era de un 56%; es decir, por cada 100 de instalaciones sanitarias solo había 44 del líquido, cuando deberían ser iguales.
Estima que se requiere instalar 286,300 nuevas acometidas sanitarias en hogares con servicio de agua potable para eliminar dicho retraso.


COMENTARIOS