El Banco Central de Argentina sube tipos interés en 60%

A man walks by an exchange office in Buenos Aires, Argentina, Wednesday, Aug. 29, 2018. The Argentine currency fell again to an all-time low of 34,5 pesos for every U.S. dollar. President Mauricio Macri has asked the International Monetary fund for an early release of funds from a $50 billion deal with the IMF to ease concerns that Argentina will not be able to meet its debt obligations for 2019. (AP Photo/Natacha Pisarenko)
A man walks by an exchange office in Buenos Aires, Argentina, Wednesday, Aug. 29, 2018. The Argentine currency fell again to an all-time low of 34,5 pesos for every U.S. dollar. President Mauricio Macri has asked the International Monetary fund for an early release of funds from a $50 billion deal with the IMF to ease concerns that Argentina will not be able to meet its debt obligations for 2019. (AP Photo/Natacha Pisarenko)

Ante una devaluación del peso argentino frente al dólar que ya alcanza el 50% en lo que va de año, el Banco Central de ese país decidió elevar los tipos de interés oficiales hasta el 60%, lo que representa un incremento de 15 puntos porcentuales respecto al 45% en que ya se encontraban.
El Banco de Argentina mantendrá los tipos en ese nivel al menos hasta diciembre en respuesta a la “coyuntura cambiaria actual y al riesgo de que implique un nuevo impacto sobre la inflación doméstica”.
La decisión de la autoridad monetaria se produce un día después de que el Gobierno de Macri anunciara un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para el adelanto de “todos los fondos necesarios” del crédito de 50.000 millones de dólares concedido en junio, un anuncio que, lejos de “eliminar cualquier incertidumbre”, como señalaba el miércoles el presidente argentino, ha exacerbado la desconfianza de los inversores hacia la economía del país austral.
De hecho, tras el anuncio, el peso argentino se desplomó un 8% respecto al dólar, descenso al que se sumó ayer la pérdida de casi otro 11% en el mercado cambiario de Buenos Aires a pesar del fuerte incremento de las tasas de referencia. La depreciación llegó a alcanzar incluso el 18% durante la jornada.
En lo que va de año, el peso se ha depreciado más de un 50% frente al dólar y la tendencia se ha agudizado desde mayo pasado, cuando la subida de los tipos de interés en Estados Unidos afectó a mercados emergentes como el argentino, y desde mediados de agosto, tras el derrumbe de la lira turca.
El pasado 13 de agosto, el Banco Central de Argentina decidió subir de forma extraordinaria los tipos de interés de referencia al 45%, desde el 40 por ciento anterior, así como dejar de vender los dólares que obtuvo del acuerdo suscrito con el FMI para evitar que la situación de Turquía se contagiara al país latinoamericano. El miércoles la autoridad monetaria del país ha dado un paso más allá, elevando las tasas de referencia hasta el 60% en un intento de frenar la debacle del peso.