El Big Data de ocasiones ante Rusia sí da ganador a España

El defensa español Sergio Ramos/Foto: Fuente externa.
El defensa español Sergio Ramos/Foto: Fuente externa.

Madrid.- El Big Data de ocasiones sí dio por ‘ganador’ a España en su enfrentamiento ante Rusia en los octavos de final, donde Rusia pasó a la siguiente fase del Mundial tras vencer en los penaltis, y según la calidad de las ocasiones que analiza la empresa Driblab, España tuvo un promedio de 2,8 puntos frente a los 0,82 de su rival.

El método cuantifica la probabilidad de los remates que tiene un equipo de fútbol y así determinar cuántos goles debió haber marcado en un encuentro. Según los goles esperados (xG), métrica utilizada y que analiza las ocasiones de gol que tiene un equipo en un partido, España debió haber marcado casi tres goles, pues tuvo un promedio 2,8, mientras que Rusia apenas tuvo 0,4 más un penalti, valorado en 0,82 goles esperados.

Esto contrasta con el resultado final, donde ambos conjuntos empataron 1-1. La métrica xG se asigna en función al lugar del disparo, la distancia a la portería y el ángulo, la parte del cuerpo con la que se remata el balón, la velocidad de la jugada, entre otras. Por otra parte, entre los datos más importantes ofrecidos por la FIFA, España ganó en todos los segmentos numéricos.

España ganó a Rusia 26 a 6 en ocasiones, de ellas 9 a 1 entre los tres palos; mientras que la posesión fue de 74 por ciento vs 26 por ciento de Rusia; y también arrasó España en el número de pases -1137- contra los 285 que dispuso Rusia.

Además, España tuvo la fortuna de empezar como lanzador en la tanda de penaltis, hecho que da al primer equipo lanzador una ventaja de casi 60% de probabilidad de victoria por un 40% del segundo lanzador, en este caso Rusia.

Rusia venía de tres partidos en los que solo le ganó a Arabia Saudí en goles esperados, al contrario que España, que fue mejor según la métrica de Driblab tanto contra Portugal, Marruecos e Irán. Por su parte, aunque sólo pudo marcar con un gol en propia de los rusos, España acribilló la portería rusa en la prórroga, pues Diego Costa, Sergio Ramos y Jordi Alba, tuvieron 0.55, 0.5 y 0.3 de probabilidad de gol.