El cobre en la línea de fuego por las tensiones comerciales

6D_Economía_02_2,p01

El cobre está sometido a presión. El metal, que a menudo se considera un referente del crecimiento mundial, ha sufrido un golpe en junio.
La materia prima se encuentra al borde de una corrección por la creciente preocupación de los mercados de que las fricciones en el comercio mundial se vayan de las manos y afecten la demanda.
El metal ha retrocedido más de un 9 por ciento desde que cerró a un máximo de cuatro años en US$7.332 la tonelada métrica en el London Metal Exchange hace solo tres semanas. En junio el cobre retrocedió un 3 por ciento, la mayor pérdida desde marzo y se negociaba a US$6.655,50 el jueves, cerca del nivel más bajo en tres meses. Los metales industriales se encaminan hacia la mayor caída mensual desde 2016, ya que los inversores están evitando la mayoría de los activos de riesgo en medio de las crecientes fricciones comerciales entre Estados Unidos y China, Canadá y Europa. El zinc ha entrado en un mercado bajista esta semana por el temor a un deterioro de la demanda y a un aumento de la oferta. Y el jueves, dos presidentes regionales de la Reserva Federal, James Bullard y Raphael Bostic, advirtieron que las preocupaciones sobre las disputas comerciales pesan cada vez más sobre las empresas y añaden riesgos a las perspectivas económicas de Estados Unidos.

“La escalada de las tensiones comerciales mundiales conlleva un riesgo de destrucción de la demanda en los mercados de materias primas a medida que aumentan los costes para los usuarios finales y se restringe el acceso a los materiales”, dijo Morgan Stanley en un informe trimestral de metales recibido el viernes. Si bien el banco elevó algunas estimaciones de precios para 2018, también advirtió: “Los riesgos a la demanda se están acumulando, por lo tanto, nuestra plataforma de precios se mantiene caracterizada por el debilitamiento de las perspectivas en la mayoría de los mercados de productos básicos en 2019”.

Caídas en bolsa. La caída del metal ha afectado a las acciones de las mineras. En Hong Kong, Jiangxi Copper Co., el mayor productor de China, se encamina a una pérdida del 13 por ciento en junio y tocó el nivel más bajo desde finales de 2016.
En Australia, las acciones de OZ Minerals Ltd. han perdido casi un 4 por ciento.

El cobre, así como otras materias primas cuyo precio está fijado en moneda estadounidense, se ha topado con un contratiempo adicional debido al alza del dólar.