El derecho a la información

El acuerdo entre la justicia dominicana y el francés Christophe Naudin, imputado aquí de ayudar a dos pilotos compatriotas suyos a eludir una condena de 20 años de cárcel por narcotráfico, se conoció primero en Marsella, Francia, que en la República Dominicana, país agraviado por los actos de los tres extranjeros. El Ministerio Público dominicano apenas confirmó la información divulgada por medios extranjeros, sin entrar en detalles. Esta parquedad contrasta con la premura que caracterizó la divulgación a la prensa del acuerdo con la firma brasileña Odebrecht, un escándalo mayúsculo de corrupción que podría enlodar a prominentes figuras políticas locales.
A pesar de que rige por ley el derecho de libre acceso a la información pública, el Ministerio Público ha estado aplicando una lamentable estrategia restrictiva. Se recuerda que el 22 de enero fue la última vez que el Procurador General e la República se reunió con los periodistas en rueda de prensa. El acceso oportuno a la información pública debe regir para todos los casos, para los que interesa divulgar al Ministerio Público y para los que despiertan interés en los medios de comunicación. Y la población tiene tanto derecho a saber lo que pactan sus autoridades, sea en torno a escándalos como el de Odebrecht, o arreglos de cooperación como el suscrito en torno al caso de narcotráfico en que está implicado el francés Naudin.

Por la salud del Salvador Gautier

Desde su fundación, el hospital Salvador B. Gautier ha sido un ícono distinguido de los servicios públicos de salud. Aunque era el núcleo operativo del IDSS, era un apoyo decidido del sistema general de Salud Pública. Pero este centro, destacado por sus avanzados servicios de medicina especializada, ha caído en un abandono tal que lo mantiene en una virtual inoperancia. El personal médico tiene sobradas razones para clamar por un rescate.
Ahora que el hospital ha pasado a manos del Servicio Nacional de Salud (SNS), lo que cabe es optimizar sus capacidades, relanzar sus servicios y proveerlo de cuanto equipo necesite para brindar servicios especializados a los asegurados. Debe haber un compromiso serio de hacer cuanto sea pertinente para devolverle al Salvador B. Gautier sus mejores cualidades.


COMENTARIOS