El despertar de la sexualidad de los infantes

Por MERCEDES PÉREZ REYES
21 octubre, 2012 7:54 pm Sé el primero en comentar
http://hoy.com.do/image/article/771/460x390/0/A55E50A6-B8E0-40A5-ABE5-0AD7B05D3366.jpeg

Es común ver a los niños pequeños tocando sus órganos con frecuencia. Se trata de un   comportamiento normal que les estimula sensaciones nuevas. Estos comienzan el proceso de su despertar sexual entre el año y medio y los tres años. Durante ese período comienzan a sentir curiosidad por sus órganos sexuales.

Durante estas primeras etapas, todo gira en torno al descubrimiento y  experimentación, mientras que en las últimas se centra en el desarrollo de la identidad sexual. Siendo tan pequeños y teniendo tan poca influencia del entorno, viven estas etapas libres de culpa y realmente disfrutan lo que sienten, experimentando sin las presiones sociales que luego, como adultos,  experimentan. Es como lo explica Indhira de la Cruz, terapeuta escolar y familiar del Centro de Aprendizaje y Psicología (CAP).

“La curiosidad sexual es parte del desarrollo de un niño y una niña. Desde pequeños empiezan a jugar con diferentes partes de su cuerpo y los genitales no son la excepción. Conforme crecemos esta curiosidad se va ampliando y las manifestaciones suelen ser más evidentes”, señala.

Entre los 2 y 3 años, dice comienzan a sentir curiosidad por sus órganos sexuales. Cuando los pañales han sido abandonados, un nuevo mundo se abre para ellos, pueden percibir y ver con más facilidad y experimentar sensaciones que antes resultaban más incómodas.

Desde los  3 a 5 años, los niños viven la etapa fálico genital, en la cual estos se tocan con frecuencia los genitales: el niño o niña quiere saber cuáles son las diferencias anatómicas entre los sexos y quiere explorar el placer que ahora siente de forma diferente en sus genitales.

“Así pues el desarrollo sexual infantil es paralelo al desarrollo cognitivo (intelectual). Si se reprime uno se afecta al otro. En esta fase de desarrollo sexual infantil, los genitales del niño y de la niña reciben por primera vez en su vida, una intensa carga de excitación. Estas sensaciones son las que les llevarán a rozarse, arrimarse, masturbarse para dar salida a estas sensaciones en su cuerpo y como estas sensaciones son intensas, los genitales del niño y de la niña se convierten en estas edades en un canal importante, sano y natural, de descarga de la energía que generan las excitaciones de su cuerpo”, explica la psicóloga.

La especialista en la conducta humana dice que al llegar a los 6 años, la curiosidad de los órganos sexuales aumenta conforme el niño o niña crece: se hace consciente de la existencia de dos sexos distintos y empiezan a presentarse juegos que incluyen la exploración de los propios genitales y de los de otros (los juegos como el doctor, al papá y mamá) suelen incluir besos abrazos y mirarse los genitales. Y “a esta misma edad el cuerpo de los adultos empieza a llamar la atención. Esta curiosidad por las diferencias entre su cuerpo y el de los adultos provoca que los infantes miren con curiosidad cuando se bañan con sus padres”.

Pero ya a los 7, 8 y 9 años estas conductas desaparecen: es como si a los niños no les interesara la sexualidad, ni las relaciones personales. A esta etapa, indica De la Cruz, en la psicología se le conoce como latencia, el niño se encuentra como en una “pausa” esperando a la pubertad.

Pre-adolescencia. Entre los 10-12 años se producen importantes cambios biológicos asociados a la sexualidad del niño. En esta etapa se activan las hormonas sexuales y los caracteres sexuales secundarios empiezan a desarrollarse. “Así estas hormonas son las que estimularan los cambios físicos y psicológicos que determinarán más adelante la sexualidad reproductiva.

Ya no son niños, pero todavía no son adolescentes, sin embargo en este período los chicos y las chicas comienzan a ensayar, tanto biológica como emocionalmente los cambios.

Las claves

1.  Confianza

Crear un clima de naturalidad, donde exista dialogo, sentimiento y se le permita al niño expresar su curiosidad de tipo sexual. Fomentar la confianza en ambos sexos, y la aceptación de las diferencias.

2. Decir la verdad

Responder siempre la verdad a todas sus preguntas, lo sexual no debe pasar al plano prohibido. Tenemos que normalizar el tema sexual y no convertirlo en un tema tabú.

3.  Valoración

Valorar de la misma forma, todas las partes del cuerpo del niño.

4.  Discriminación

Ayudar a desarrollar las pautas de convivencia, y eliminar la discriminación sexual.

5.  Sin castigos

Se deben evitar los castigos y los regaños para evitar que el niño maneje culpa y vergüenza.

6.  Acercarse a ellos

Facilitar a los niños momentos de encuentro, en los que surja el acercamiento mutuo.

7.  Pre-adolescencia

En esta etapa un cambio que  la psicóloga menciona es que los niños se suelen  volver  agresivos con las niñas de su edad, las atacan.

Sé el primero en comentar
Políticas de comentarios - ¿Cómo comentar?

hoy

Políticas de comentarios

La administración se reserva el derecho de editar o borrar cualquier mensaje posteado por los usuarios.

Los datos personales y la IP son registradas cada vez que el visitante postee un mensaje. Si tiene una queja sobre algún comentario, por favor contáctenos de inmediato.

No compartimos su información con terceras partes o compañías

Por favor, lea las reglas antes de postear:

  • • Anuncios Comerciales - No se permiten comentarios con link o anuncios comerciales. Si desea anunciarse en nuestro site contáctenos para recibir información adicional.
  • • Contenido Ofensivo - No postee contenido ofensivo o sexual. Este tipo de contenido queda terminantemente prohibido y resultará en la restricción permanente del usuario
  • • Comportamiento - Cualquier comentario ofensivo a otro usuario, en molestia o en forma de amenaza no será permitido. Si se da el caso de dicha conducta, el acceso de el usuario podrá ser restringido permanentemente.
  • • Fuera de Contexto - Deben mantener los comentarios dentro del contexto del artículo.