“El doctor, el profesor, el líder y el ingeniero”

Mis años de infancia estuvieron plagados de días de libertad, donde mis amigos y yo podíamos disfrutar de las calles plenamente, en las que practicábamos unos juegos heredados y bastante pintorescos que hoy son verdaderos ausentes. La “vitilla”  y la “plaquita” eran el pan de cada sábado y domingo después de comida. Con eso nos criamos mis amigos y yo; también mientras crecíamos y obteniendo conciencia de lo que se movía en nuestro país, empezamos a escuchar epítetos como el Doctor, el Profesor y el Gran Líder de masas.

Todavía al día de hoy cuando nos referimos al  “Doctor”, toda persona de mi edad para arriba y tal vez algunos más jóvenes, saben que estamos hablando de Joaquín Balaguer. Presidente de la República Dominicana en los periodos 1960 -1962, 1966-1978 (los doce años) y 1986- 1996. Bien conocido por sus dotes intelectuales, los cuales mezclaba con una retórica que impresionaba en cada discurso y en cada campaña electoral .Caracterizado por  un hermetismo poco comparable y por su mano dura y represión en algún momento (los doce años). Gobernó éste país siendo el promotor de la mayoría de las obras de  infraestructura que hoy todavía podemos ver. Fue presidente tanto como quiso, como si de un predestinado se tratara, hasta tal punto que casi muriéndose y sin fuerzas fue candidato presidencial y fue la llave que le abrió las puertas del poder al PLD.

Cuando escuchamos decir el “Profesor”, bien sabemos que se trata de Juan Bosch, el más grande ideólogo político del siglo XX dominicano y quién sabe si más allá; creador y fundador de instituciones, tales como: El Partido Revolucionario Dominicano (PRD) en  1939; y el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en 1973. Caracterizado por su oposición férrea a la dictadura trujillista desde el exilio por más de 26 años. Tras el derrocamiento del tirano, fue electo presidente por mayoría absoluta, pero la alegría duro muy poco, tan solo algo más de 7 meses, puesto que fue derrocado por las fuerzas conservadoras , que todavía tenían mucho poder tras el Trujillato, más una “ayudita Yankee”. Bosch, considerado como uno de los escritores latinoamericanos más preclaros de su época y elogiado por muchos, incluyendo a Gabriel García Márquez (El Gabo),  no pudo por si mismo convertir sus ideas en hechos , pero sus ideas transcendieron y algunos de sus discípulos pudieron al menos llegar al poder. Hay quienes entienden que sus postulados fueron tergiversados una vez llegaron al poder. Bosch funda el PLD, como consecuencia de ciertas diferencias con el “gran líder de masas” lo que da pie a la primera división de varias que ha tenido el PRD en toda su historia.

 

 

Cuando se escucha decir “el gran líder de masas” se está hablando de Jose Francisco Peña Gómez, el gran líder del PRD post-Bosch. Peña fue el artificie de que hombres como Antonio Guzmán y Salvador Jorge Blanco llegaran a la presidencia de la República, aunque teniendo él (Peña), condiciones sobradas para ostentar esa posición, nunca pudo llegar, y parece mentira que un líder de tal calado nunca pudo llegar a Presidente de la República, tal vez porque en su camino se encontró con ciertas condiciones que no lo permitieron, una de ellas se llamaba Joaquín Balaguer. Aunque fue Alcalde de Santo Domingo 1982-1986, y rozó la presidencia 1996, Balaguer se encargó de cerrarle el paso. Posteriormente en el año 2000 el PRD  pudo cosechar una victoria, pero es cuando los aprestos reeleccionistas del presidente de turno provocan una nueva división. Hatuey Decamps abandona el PRD, forma tienda aparte. Y la figura del “Ingeniero” comienza a tomar fuerza.

El “Ingeniero”.  Ya ese calificativo lo escuchaba siendo adulto; forma parte de los tiempos modernos, y cualquiera sabe que se está hablando de Miguel Vargas. Por suerte es ingeniero, porque ha tenido que hacer una reingeniería en su partido, ingeniársela de manera magistral para seguir construyendo un PRD, que desde su génesis trae consigo el germen secesionista. Pero él (Miguel) ha conseguido con su capacidad de trabajo, sortear las crisis e inclusive pactar de manera genial con Danilo Medina y lograr un crecimiento del PRD, pero un crecimiento sin las raíces de división de antaño. Actualmente el ingeniero está llevando a cabo la más grande apertura del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) hacia la sociedad dominicana, por lo que cada semana se juramentan e ingresan a las filas del PRD miles de personas a nivel nacional.

El Ingeniero Miguel Vargas, miembro del PRD desde los años 70´, donde ha ocupado diferentes posiciones orgánicas, hasta que desde el 2009 es su Presidente. También ha sido funcionario del ejecutivo como director de la CAASD, secretario de obras públicas y actual canciller de la República, haciendo un trabajo encomiable y entregado a rendir los mejores resultados para la República Dominicana, usando las relaciones que ha cultivado todos estos años en la socialdemocracia (Internacional Socialista), fungiendo actualmente como su presidente para América Latina y el Caribe, y su vicepresidente a nivel mundial.  Miguel Vargas al igual que Danilo Medina tiene ya sus páginas escritas en el libro de la historia dominicana, por ser quienes promovieron y lograron establecer relaciones diplomáticas con China. Un palo por los 411 sin duda alguna; ya se está demostrando por qué unos años atrás lo bautizaron como el “MVP” (Most Valuable Player) (Miguel Vargas Presidente)  por lo cual no se puede descartar a Miguel como el candidato Presidencial de consenso que pueda traer serenidad entre “Leonelistas” y “Danilistas”. Desde el PLD me dirán que estoy loco, pero ya hay un precedente desde el “frente patriótico” donde Balaguer apoyó al PLD y no al PRSC…