El encanto de las mesas de centro con ruedas

Lo mejor es que coloques un acento sencillo sobre tu mesa de centro con ruedas

Si has pensado en darle un toque innovador a tu sala y aun no tienes claro qué idear, una mesa de centro con ruedas puede ser una excelente alternativa.
La mesa para la sala con ruedas viene cargada de un mundo de ventajas, pues sin lugar a dudas es mucho más emocionante que las fijas tradicionales, que siempre se mantienen quietas y no dicen mucho a menos que se les coloque un atractivo acento decorativo.
Esta clase de mesas llaman la atención por sí solas y llenan de personalidad las salas más convencionales. Se adaptan a cualquier estilo decorativo, sin embargo, son más explotadas en espacios “vintage”, industriales y rústicos.
Un abanico de opciones. En cuanto a los materiales, las más populares son las de madera natural, pulida o de palets. Las mesas de centro con esta clase de materiales se han convertido en una auténtica revolución, puesto que además de robarse las miradas, son económicas y las podemos hacer nosotros mismos, lo que nos permite impregnarles nuestro sello original.
Además, las mesas de centro con ruedas se pueden encontrar en hierro, metal, cristal, plástico… o con materiales combinados.
En cuanto al color, la decisión está en tus manos. Puedes usarla en su tonalidad original o pintarla de tu color favorito, sobre todo las de madera y palets.
Otra idea que de seguro llamará la atención es colocar un viejo baúl o maleta rígida y ponerle cuatro ruedas, de este modo también puedes guardar todo lo que se te ocurra y mantener el área organizada.
Un acento minimalista. Si decides colocar un acento encima de la mesa con ruedas, lo ideal es que sea de los más sencillos, como un pequeño florero o velones aromáticos.
Otros usos. Al igual que en la sala, las mesas con ruedas también pueden usarse como auxiliares para el dormitorio, el baño, la terraza, el jardín o cualquier otra área del hogar.


COMENTARIOS