El ESP te ayuda a trazar curvas

El ESP, o sistema de control de estabilidad, es una evolución del control de tracción y frenos ABS, sin duda una gran avance en materia de seguridad activa de los automóviles, que hoy en día es obligatorio en la mayoría de los autos.
Su función es mantener la trayectoria indicada por el conductor y, aunque no se trata de un sistema capaz de desafiar las leyes de la física, sí permite corregir la trayectoria incorrecta promovida por una inadecuada velocidad en curvas o por una situación de baja adherencia de los neumáticos. El sistema dispone una centralita que recoge las informaciones de unos sensores situado en el guía y que informa sobre el ángulo de giro del volante, además de otros situados en el vehículo que indica el ángulo de giro de la carrocería, conocidos como ángulo de desvío. A un determinado ángulo de giro del volante corresponde un ángulo de desvío. La centralita se encarga de comparar los parámetros y, cuando los valores no concuerdan, actuar de inmediato.

Funcionamiento

El control de estabilidad basa su funcionamiento en reducir la velocidad –frenar–. Pero si el conductor sigue acelerando, el ESP corta la inyección para evitar que se mantenga el exceso de velocidad que ha provocado la pérdida de adherencia del auto. Si el dispositivo interpreta que se produce un deslizamiento del tren delantero, aplica los frenos de forma independiente en cada rueda, produciendo una frenada más intensa en las del interior de la curva. Así se logra un efecto giroscópico que se suma al del volante con un efecto similar al que emplean los vehículos de orugas. Si el sistema interpreta que se produce un deslizamiento del tren trasero, el dispositivo frena con mayor firmeza la rueda delantera exterior.

Con el ESP siempre debemos apuntar el volante hacia donde queremos que se dirija el auto y dejar actuar el control de estabilidad para que logre recuperar la trayectoriadeseada.


COMENTARIOS