El Estado debe definir una correcta política de desarrollo de la minería

Gina Almonte,

Como la minería es uno de los cinco pilares de la economía dominicana el Estado debe definir una correcta política de aprovechamiento de ese recurso, pero estableciendo un equilibrio entre las empresas que incursionan en ese sector y los ambientalistas que exigen la protección de los recursos naturales.
Ese criterio fue expuesto por el ingeniero Alexander Medina, director de Minería, y el geólogo Osiris de León, en un contexto en el que defendieron la explotación minera desde una perspectiva de desarrollo sostenible.
Medina planteó, en el Almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio, que en 2016 la República Dominicana exportó productos mineros por un valor de US$1,779 millones, y en el primer semestre de este año ya se ha exportado oro por un monto de US$780 millones.
“Después del año 2013, que entraron en operación Barrick Pueblo Viejo y la planta de procesamiento de Las Lagunas, en Cotuí, la producción de oro y plata del país subió estratosféricamente.
“Y eso coincide con la decisión del Estado dominicano de crear el Ministerio de Energía y Minas, lo que le da a la minería un estatus alto para que realmente esta se convierta, en los próximos años, en un soporte del desarrollo nacional”, refirió.
El funcionario refirió además que la política del Ministerio de Energía y Minas está basada en la toma de decisiones que no afecten los intereses del país, y que la minería se conduzca por senderos del desarrollo sostenible.
“En el mundo de hoy no hay forma de hacer minería fuera de los esquemas del desarrollo sostenible, y cuando hablamos de esto lo hacemos desde tres dimensiones: el desarrollo económico, social y la protección ambiental.
“Tan importantes son los inversionistas que aportan sus capitales, como el desarrollo de las comunidades y la conservación ambiental”, destacó.
Al destacar que ese criterio conservacionista ha aumentado los costos operacionales de las empresas mineras, refirió que la protección ambiental de la Barrick Gold representa en inversión más de US$500 millones.
Ordenamiento territorial. De León ponderó los aportes de la minería a la economía por encima de otros renglones, pero consideró que si el Estado dominicano decide desarrollar ese sector debe hacerlo sobre la base de un ordenamiento territorial.
“En 2016 la economía dominicana creció 6.6%, y de ese crecimiento la minería representó el 26.5%, muy distante del sector que quedó en el segundo lugar, que fue la intermediación financiera, que aportó un 11%.
“Agricultura, en un tercer lugar, aportó 9.6%, y construcción, en cuarto lugar, 8.8%. Quiere decir que el sector minero aportó prácticamente más que esos renglones juntos”.
Luego de hacer esas argumentaciones afirmó que ese desempeño del sector minero debe llevar al Estado a definir una correcta política de aprovechamiento de los recursos naturales sin tendencias.

Asimismo destacó que la minería, al igual que la agropecuaria, la hotelería, la industria y el urbanismo tiene virtudes y defectos por sus aportes a la economía y su impacto en el medio ambiente.
“Dentro de un correcto plan de ordenamiento territorial lo que tenemos que hacer es categorizar los territorios y en función de los recursos naturales que tenemos decidir como sociedad, como Estado y como país qué vamos a hacer con esos recursos naturales, y crear ese puente entre la actividad minera y la sostenibilidad ambiental”.
Promover la Geología. Miguel Díaz, presidente de la Sociedad Dominicana de Geología, expresó que en el país se deben ampliar los conocimientos sobre geología para que las discusiones sobre temas ambientales y menores pasen del terreno emocional al científico.
“Estamos promoviendo en estos momentos un mejor conocimiento de la Geología para que se empiece a enseñar desde el bachillerato, porque el desarrollo sostenible depende de comprender científicamente una serie de relaciones entre los diferentes sistemas, y la Geología es el teatro donde ocurre la vida.
“Mientras las personas tienen un mayor conocimiento científico es más fácil explicar las decisiones que se toman. Sin ese conocimiento los debates se vuelven emotivos, y lo que necesitamos es sopesar la evidencia científica para poder tomar las decisiones más atinadas para el sistema en que vivimos.
Soporte técnico. Durante el encuentro el ingeniero Santiago Muñoz, director del Servicio Geológico Nacional, explicó que esa entidad, autónoma y descentralizada, está adscrita al Ministerio de Energía y Minas, al que le da soporte con su base de datos geológicos.
Dijo que las informaciones que tiene esa entidad son las que contribuyen con el desarrollo de la minería en el país.
“Lo más importante es que esa base de información contribuye con el tema ambiental en el contexto del desarrollo minero”.


COMENTARIOS