El fin de las estrategias fiscales agresivas y la evasión fiscal

16_05_2016 HOY_LUNES_160516_ Economía4 E

“En la República Dominicana no se conoce alguna iniciativa de modificar la legislación para que se alinee a los BEPS (Base Erosion and Profit Shifting)

pero no es de sorprenderse que en el corto plazo sean publicadas algunas modificaciones a las leyes”.

La afirmación fue hecha por Rosa Pascual, gerente de Impuestos de la firma Deloitte, quien precisó que las modificaciones a las leyes se darán por la presencia en el país de empresas que son parte de grupos multinacionales que participan en otros mercados donde ya se están adoptando cambios en ese sentido.
Señaló que desde el 2013 los países de la Organización para la Cooperación y el

Desarrollo Económico (OCDE) y los miembros del G20 han aunado esfuerzos en promover herramientas para tratar de solucionar los problemas de evasión fiscal que, entre otros, se derivan de la implementación de estrategias fiscales nocivas que tienden a disminuir la base imponible y, por ende, la recaudación, en las jurisdicciones donde son llevadas a cabo, efectivamente, las actividades generadoras de riqueza.
Explicó que esas estrategias incluyen, por ejemplo, la fijación de precios artificiales entre compañías de un mismo grupo económico con el objetivo de desviar los beneficios de las operaciones generadoras de riqueza a territorios fiscales preferentes, de baja o nula tributación y/o paraísos fiscales.

Señaló que en este sentido, en el 2015 fue publicado el Proyecto OCDE/G20 sobre la Erosión de la Base Imponible y el Traslado de Beneficios (BEPS por sus siglas en inglés).

“Este proyecto busca devolver la confianza en el sistema tributario internacional y asegurar que los beneficios queden gravados donde tienen lugar las actividades económicas y se añade valor”, dijo.

Expresó que el proyecto BEPS incluye 15 informes que apuntan cada uno de ellos a resolver situaciones particulares, siendo el que más “nos interesa el número 13, sobre Documentación de los Precios de Transferencia y Reporte País por País”.

Señaló que para los ejercicios fiscales que se inicien a partir el 1 de enero de 2016, los grupos multinacionales tendrán el deber de contar con tres reportes de precios de transferencia.

El primero es el Archivo Maestro (máster file), que deberá contener información general sobre el negocio global del grupo económico y las políticas de precios de transferencia que estará disponible para todas las administraciones tributarias.

El segundo es el Archivo Local (local file), que muestre información detallada del país, identificando operaciones materiales con partes vinculadas, montos de dichas operaciones, y el análisis de precios de transferencia realizado.

El tercero es el Archivo País por País (country-by-country), que se debe hacer anualmente para entregarse a la administración tributaria del país donde opere y debe incluir información de los beneficios antes de impuestos, impuestos pagados y compensados, ganancias acumuladas y activos tangibles.

Con esos tres reportes, las administraciones tributarias podrían conseguir que los contribuyentes sean más consistentes en su posición respecto de los precios de transferencia, dice Pascual.


COMENTARIOS