El Flotante padece segunda avería en menos de tres meses

12_01_2017 HOY_JUEVES_120117_ El País7 E

En menos de tres meses el Puente Flotante que comunica al Distrito Nacional con Villa Duarte, en Santo Domingo Este, volvió a sufrir una avería en la mañana de ayer por lo que agentes de la Autoridad Metropolitana del Transporte (Amet) se vieron precisados a cerrarlo momentáneamente lo que provocó un gran taponamiento en ambos lados.
El capitán de navío, José David Rojas de la Rosa, director ejecutivo de la Autoridad Portuaria Dominicana (Apordom) atribuyó la avería a los fuertes vientos que provocan olas anormales que afectan las embarcaciones.
Tanto así, dijo, que las embarcaciones de la Armada frente al club, hubo que moverlas hacia el Puerto.
Recuerda que el puente Flotante está compuesto por dos barcazas, por lo que cualquier anomalía en el oleaje afecta su estructura.
Explicó que como consecuencias del movimiento de las aguas del Ozama que desembocan en mar, frente al puerto Don Diego, los barcos sufrieron el percance y sus estanques tomaron más aguas de lo normal que utilizan para mantenerlos estable.
Ya para las 10:00 de la mañana el tránsito vehicular había sido reanudado por el Flotante, debido a la rapidez con que los técnicos del Ministerio de Obras Públicas y de la Armada Dominicana actuaron.
Aunque el tránsito fue reanudado los técnicos seguían sacando agua de las barcazas para quitarle peso.
“El agua es parte de su equilibrio, fíjate que el puente tiene unos números, ese es su calado, y ese calado necesita una profundidad que se logra con el agua para compensar”, expuso Rojas de la Rosa.
Dijo que el agua que era sacada con bombas fue la que tomaron demás las barcazas para evitar que el Flotante se desestabilizara.
Sostuvo que ese puente necesita de una reparación profunda, debido a los años de uso, aunque afecte el tránsito vehicular durante un tiempo.
Recuerda que por esa estructura solo dejan de cruzar vehículos cuando se cierra para dar paso a embarcaciones que deben entrar o salir hacia el puerto.
“Entonces, es lógico que presente deterioro, porque también su tiempo de uso amerita de una reparación de envergadura”, manifestó el director de operaciones de Apordom quien acudió al lugar inmediatamente se enteró de la avería.
Las barcazas que se unen para formar el puente Flotante es propiedad del Ministerio de Obras Públicas, y su mantenimiento está a cargo de la empresa Cendi o Centro Dissel, que cuenta con un taller flotante en el área.
Señala que el puente también es afectado cuando el río Ozama baja la crecida debido a la gran cantidad de lila y desechos sólidos que impactan en el, por la presión que ejercen.


COMENTARIOS