El fútbol a sol y sombra

El fútbol a sol y sombra” es el título de la originalísima y chispeante obra del escritor uruguayo Eduardo Galeano (1940-2015) que ayuda a tener un conocimiento más acabado sobre diversos aspectos e interioridades del popular y apasionante deporte: sus mitos, su historia y personajes emblemáticos, sin evadir críticas a uno de los espectáculos más lucrativos del planeta manejado por la FIFA, que en estos días se ha generado un gran impacto y renovado interés, gracias al exitoso montaje de la Copa Mundial Rusia 2018, que ha superado todas las expectativas.
Desde esta fase final se puede asegurar que el acontecimiento será recordado como una de las ediciones más memorables, por su organización casi perfecta: excelentes servicios, plena seguridad, innovaciones tecnológicas, gran acogida de visitantes, envidiable higiene urbana y calidad competitiva, donde favoritos como Alemania, España, Brasil y Argentina quedaron cortos frente a rivales que demostraron que a estas alturas los tiempos han cambiado. Al escribir estas líneas Francia ya aseguró su boleto tras vencer 1-0 a Bélgica, y ayer se esperaba el resultadoentre Inglaterra-nación donde se originó el fútbol-y Croacia, un contrincante emergente de mucho peligro que aspira escribir una nueva página en la historia.
Retomando El Fútbol a sol y sombra,es un tesoro que todo aficionado debe leer con fruición, una obra fundamental de un apasionado de este deporte durante toda su existencia, quien se autodefinió “como un mendigo del buen fútbol, que recorre los estadios y pide una linda jugadita, por amor de Dios.”. Pero que tampoco paramientes para decir duras verdades como cuando afirma que “el fútbol profesional condena lo que es inútil, y es inútil lo que no es rentable”. No se asuste con su definición del gol, dice “que es el orgasmo del fútbol. Como el orgasmo, el gol es cada vez menos frecuente en la vida moderna”.
En otra de sus salidas se pregunta, ¿En qué se parece el fútbol a Dios? Y se responde: en la devoción que le tienen muchos creyentes y en la desconfianza que le tienen muchos intelectuales. Y explica que el desprecio de muchos intelectuales conservadores se funda en la certeza de que la idolatría de la pelota es la superstición que el pueblo merece. Poseída por el fútbol, la plebe piensa con los pies, que es lo suyo. El instinto animal-sostiene- se impone a la razón humana, la ignorancia aplasta a la cultura, y así la chusma tiene lo que quiere.
El libro permite-de acuerdo con el prólogo- acercarse a una mirada sobre el fútbol y contiene una galería que va desde Maradona a Pelé, pasando por Garrincha y Sanfilippo, y le dedica un apartado a su invención de la llamada “Teoría Lionel Messi”, consistente en el superastro argentino del Barcelona.
Entre los subtítulos más llamativos se destacan, el fútbol, ¿El opio de los pueblos?, la pelota como bandera, estadio, el hincha, sobre este, dice que una vez por semana, el hincha huye de su casa y asiste al estadio, rara vez dice: “hoy juega mi club”. Más bien dice: “Hoy jugamos nosotros. Bien sabe este jugador número doce que es él quien sopla los vientos de fervor que empujan la pelota cuando ella se duerme, como bien saben los otros once jugadores que jugar sin hinchada es como bailar sin música, asegura Galeano, autor de Las venas abiertas de América Latina, su obra cumbre, entre otras brillantes, que analiza la historia de la explotación de nuestra región desde la colonización hasta la etapa contemporánea por las potencias imperiales.
Bien vale la pena que los seguidores quisqueyanos del fútbol, deporte que está tomando auge en el país, y ahora motivados por las transmisiones del Mundial Rusia 2018, se dirijan a las librerías para que disfruten de una joya de la valía del El fútbol a sol y sombra.