El Huracán Bonnet preparado para la ST y RS

A1

Considerado el mejor piloto nacional en los últimos cinco años en la República Dominicana, Cristhian –El Huracán- Bonnet, ya está en la pista en busca del primer triunfo del año en el inicio del Campeonato Nacional de Automovilismo, que se correrá el domingo en el Autódromo Sunix.
Para esta fecha volverá a competir en las categorías ST y RS, donde hay muy buenos pilotos, quienes estarán desde la primera fecha del campeonato.
Con un historial de siete años en el automovilismo nacional, ha preparado su auto en busca de subir al pódium varias veces en el este campeonato, que se perfila como uno de los más reñidos en los últimos tiempos.
“Vengo decidido este año, porque sé que muchos pilotos han preparado muy bien sus autos y quiero estar en los primeros planos”, dijo Bonnet.
En su primer año, 2012, Bonnet fue subcampeón de la categoría ST librando unas espectaculares batallas por el primer lugar del campeonato con José Lora quien resultó ser el campeón en esa ocasión, pero El Huracán volvió con más fuerza el siguiente año llevándose todo lo que encontraba a su paso, logrando el campeonato en la más difícil de las categorías dominicanas por la cantidad de autos que participan en la categoría ST.
No solo se conformó con ganar en 2013 sino que repitió esta hazaña por los siguientes dos años ganando 2014 y 2015 siendo esto un récord, pues en la historia de la más reñida categoría dominicana nunca antes nadie había ganado en tres ocasiones el campeonato de la categoría ST.
Estos triunfos consecutivos fueron acompañados de ser electo en las tres ocasiones consecutivas con el más importante reconocimiento del deporte motor al ser elegido “Piloto del Año” por la Federación. En su trayectoria Bonnet ha logrado tres campeonatos nacionales en en la categoría ST. Un subcampeonato nacional en ST. También ha ganado tres premios de piloto del año.
Cristhian Bonnet tiene el récord de pista en la categoría RS, con un tiempo de 1.31:658, lo que lo califica como uno de los mejores en la República Dominicana.


COMENTARIOS