El indulto del Samurai

Ubi Rivas.

-2 de 2-
La estrategia política de Keiko Fujimori consiste en hacer saltar por la vía congresual al presidente Pedro Pablo Kuczynski, para construir su proyecto político con miras a alcanzar el poder en los próximos comicios peruanos.
El presidente Kuczcynski confronta una difícil coyuntura política por la minoría de su partido político Perú Para el Kambio, que tiene sus mismas siglas, y la providencia presidencial del indulto al samuri persigue el propósito de aunar voluntades que le permitan legislar en puntos que requiere para avanzar en varias direcciones, y que sin el fujimorismo es imposible.
El presidente Kuczynski enfrenta las idénticas dificultades congresuales de los presidente Antonio Guzmán, a quien el presidente del Senado, Salvador Jorge Blanco lo maniató por dominar la bancada del PRD, y Jacobo Majluta le hizo lo mismo a Salvador Jorge Blanco, imperdonables en ambos, en compañeros de un mismo partido, diferente al caso del presidente Kuczynski, que trata con la oposición.
El fujimorismo presenta hoy una grieta idéntica, aunque soterrada, del Partido de la Liberación Dominicana, que aún no ha ingresado al Congreso, y que debutó en la decisión de destituir al presidente Kuczynski por “incapacidad moral permanente”, una figura jurídica novedosa, que podría hacer metástasis en otros escenarios.
El antes y el después en la política peruana se define en la estrategia que implementará en lo sucesivo el presidente Kuczcynski de cómo obtendrá las aprobaciones a las leyes que aspira, con un fujimorismo mostrando rebeldías internas, caso insólito, ente dos hermanos hijos de Fujimori.


COMENTARIOS